Carlos Larios
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Juana Mercado dijo ayer sentir temor e incertidumbre al saber que su esposo José Blas Centeno Márquez, de 82 años, con quien compartió 50 años de matrimonio, se rindió a la muerte luego de haber sido atropellado.

“Me casé con él y viví 50 años con él, él era el que me mantenía porque era pensionado y ahora ¿quién me va a dar? ¿quién me va a ayudar?, yo nada resuelvo con tener preso al hombre (que lo atropelló) porque no me lo va a revivir”, dijo entre lágrimas. 

El anciano fue atropellado el pasado 13 de septiembre a las 5 de la tarde, exactamente frente a las instalaciones del centro de salud Pedro Altamirano del barrio Carlos Fonseca Amador, del Distrito Cinco de Managua, por Luis Manuel Romero López, de 28 años, conductor del carro marca Toyota, color blanco, placas de Matagalpa 14268.

Iba a sus tertulias

María Isabel Centeno, de 31 años, hija de la víctima, relató que el día de la tragedia su padre se dirigía a sostener la tertulia cotidiana con los vigilantes del mercado Roberto Huembes, pero esta vez no pudo llegar a su cita.

“Los que vieron el accidente nos contaron que iba cruzando la carretera cuando el carro venía circulando de oeste a este y que cuando vio el carro intentó regresarse a la acera, pero no pudo, el conductor del carro intentó esquivarlo. Por la lluvia y los truenos que había parece que al señor se le nubló la visión y lo atropelló”, dijo Centeno.     

La víctima resultó con un trauma craneoencefálico severo después de ser impactado por el vehículo, por lo que fue trasladado por una ambulancia de la Cruz Roja al hospital Antonio Lenín Fonseca, donde se rindió a la muerte la mañana del miércoles reciente.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus