•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El tercer simulacro nacional de desastres de este año en Nicaragua se realizará el lunes 26 de septiembre, y no el 6 de octubre próximo como estaba programado, anunció  ayer el Gobierno central.

“Hemos adelantado el simulacro para el lunes 26 de septiembre”, dijo la coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo, en una alocución.

El simulacro nacional tiene como objetivo preparar a la población ante situaciones de emergencia.

La decisión de adelantar el ejercicio se debió a reiteradas peticiones de la población, que recién fue agitada por un terremoto de magnitud 5.9 en la escala de Richter, que se sintió en toda Nicaragua, según Murillo. El Gobierno espera una masiva participación de personas en el simulacro, que incluye respuesta a terremotos, tsunamis, erupciones volcánicas, entre otros eventos.

Nicaragua realiza este tipo de entrenamientos desde el año 2014; los últimos dos se realizaron en marzo y junio pasados.

Nicaragua es clasificado como “país multiamenazas” por los expertos debido a que es propenso a terremotos, tsunamis, erupciones volcánicas, intensas lluvias, deslizamientos de tierra, huracanes, tormentas, tornados, inundaciones, sequías, plagas, entre otros eventos naturales.

ÚLTIMA SACUDIDA

Hasta el mediodía del viernes, el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) había registrado 2,050 réplicas tras el sismo de magnitud 5.9 ocurrido a las 11:57 p.m. del pasado miércoles.

El Gobierno dio a conocer el jueves que el fuerte sismo de la noche del miércoles fue provocado por una nueva falla ubicada en la falda este del volcán El Hoyo, localizado en La Paz Centro, León.

Dionisio Rodríguez, exdirector del Instituto de Geología y Geofísica (Cigeo), explicó recientemente a El Nuevo Diario que las fallas producen sismos cuando las fuerzas terrestres actúan sobre la zona de falla y por ello los bloques rocosos a ambos lados de ella tienden a desplazarse.

“En determinado momento, la asperidad no soporta más presión, rompe, se da un deslizamiento brusco de un bloque a lo largo del plano de la falla y la energía acumulada en el sitio se libera en forma de ondas sísmicas, generando el temblor”, explicó. Por otro lado, las fallas que forman los límites este y oeste del graben de Managua (falla Cofradía, falla Mateare), por ser más largas y poder acumular más energía, podrían causar sismos más grandes, según un informe técnico del Ineter.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus