•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En el 91% de los hogares en las zonas rurales de Chinandega se preparan los alimentos en cocinas que funcionan a base de leña, las que además no cuentan con chimeneas, lo que provoca un serio daño a la salud de las personas.

Por esa razón, el doctor en epidemiología y salud pública Elmer Zelaya, creó una cocina ambiental que nombró Crucita, en honor a su madre, quien murió por afectaciones en los pulmones.

Esta tiene una cámara de combustión compuesta por tres piedras canteras y piezas de metal que incluyen chimeneas de hierro de 4 pulgadas de diámetro, platina, parrilla, quemador, tapa, aros para secar carne, comal, intercambiador de calor y gorro chino.

Con apoyo de grupos de Austria y principalmente de la Comunidad de Zell an der Pram se han construido unas 800 cocinas a nivel nacional. “La comunidad de Chacaraseca, por ejemplo, ya cuenta con 400 cocinas que benefician a un 40% de su población y 200 más que están planificadas para este año”, detalló Zelaya.

DAÑOS

“La combustión de leña emite partículas menores a 2.5 micras y monóxido de carbono que pueden causar enfermedades respiratorias obstructivas crónicas, intoxicación y neumonía”, explicó Zelaya.

El especialista indicó que la reducción de este impacto “se puede lograr con la instalación de chimeneas que evacuen el humo hacia el exterior o por lo menos abriendo totalmente las ventanas y puertas al cocinar”.

“Las personas que elaboran alimentos en cocinas tradicionales de leña están expuestas generalmente a altos niveles de temperatura y a la deshidratación que, según algunos estudios publicados, puede provocar que el niño nazca antes o nazca muerto en caso de mujeres embarazadas”, dijo Zelaya.

En algunas de las mediciones realizadas han “encontrado temperaturas a la altura del abdomen de más de 90 grados centígrados y un tiempo de trabajo de más de 4 horas continuas”.

Desde 2002, en los cuatro municipios del norte de Chinandega: San Francisco, San Juan de Cinco Pinos, San Pedro y Santo Tomás, zona conocida como Los Cuatro Santos, “se realiza un estudio longitudinal que se actualiza cada tres años y que cubre a casi el 100% de la población, llamado Sistema de Vigilancia en Demografía y Salud”.

Este proyecto, según Elmer Zelaya, ha sido apoyado por la Universidad de Uppsala, Suecia y la UNAN-León y ha producido tres tesis doctorales de las universidades de Uppsala y Umea en Suecia, 15 tesis de maestrías de Universidades de Suecia y 10 tesis de pregrado de la UNAN-León.Así luce la cocina Crucita.

“Se han publicado ya siete artículos científicos en revistas internacionales indexadas y cuatro reportes de actualización. Se han realizado varios subestudios sobre mortalidad del menor de 5 años, nutrición infantil, migraciones, sexualidad adolescente, fertilidad y sobre el cumplimiento de las metas del Milenio. Entre estos subestudios se realizó uno sobre contaminación del aire dentro de las viviendas y las enfermedades respiratorias”, precisó el especialista.

El precio de la cocina Crucita es de aproximadamente US$260. Los beneficiarios aportan arena, cemento, bloques y botellas vacías, por lo que el precio puede reducirse hasta en un 60%. La duración estimada de la cocina con su debido mantenimiento es mayor a 15 años.

“Un requisito para construirla es que el beneficiario acepte la destrucción de la cocina tradicional anterior pues la experiencia internacional dice que si no se hace, la gente fácilmente regresa a su modo de cocinar anterior”, dijo Zelaya.

Los estudios indican que en el 80% de las casas este tipo de cocina está ubicada dentro de las viviendas lo cual permite que el humo se esparza dentro de las mismas. Por razones de salud pública y de protección al medio ambiente, el cambio de este sistema hacia eco fogones mejorados con chimenea debería ser una alta prioridad.

El uso de estas cocinas podría ser la alternativa para que la población de Chinandega reduzca el uso de la leña, que está provocando daños ambientales en el ecosistema del bosque y del manglar.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus