•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

De cada cuatro mujeres embarazadas en el país, se estima que una es menor de 19 años. Las cifras son alarmantes: al año nacen 35,000 niños producto de estos embarazos y a pesar de los esfuerzos realizados por diferentes sectores, Nicaragua no ha podido perder el título del país con más embarazos adolescentes en América Latina. 

“Los datos son escalofriantes; tenemos un penoso primer lugar en todo el continente americano; más que cualquiera de los países que están ubicados como los más pobres de la región. Tenemos indicadores más altos que Haití, que Honduras, que toda la región. Es un lugar destacado, pero penoso lamentablemente y que con esta campaña pretendemos incidir para perder ese primer lugar que da pena”, valoró Marta María Blandón, directora de Ipas en Centroamérica.

La campaña a la que se refiere Blandón fue presentada ayer por una decena de organizaciones que conforman el grupo de Mujeres de Liderazgo y que entre otras acciones lanzará un portal web bajo el título “Lo que debe ser penoso”. 

“Es penoso que hemos naturalizado ver a las adolescentes cargando criaturas y no libros para estudiar. Por eso, lo que no debe ser penoso es que los padres hablen con sus hijos sobre sexo o que reciban una educación sobre sexualidad y reproductiva adecuada”, afirmó Marina Stadthagen, directora ejecutiva de la Red de Empresarias de Nicaragua (REN) que también impulsa esta iniciativa.

Más: Nicaragua, en el top de embarazos adolescentes

Violencia

Otro de los puntos preocupantes en torno a este tema es que existen alrededor de 1,600 casos de embarazos en niñas de entre 10 y 14 años. De acuerdo con el Código de la Niñez y la Adolescencia, recordó Blandón, en estos casos este tipo de actos son considerados como violaciones sexuales. 

Además, dijo Blandón, los análisis realizados por Mujeres de Liderazgo, previos al lanzamiento de la campaña revelaron que no hay embarazos adolescentes entre pares, sino que son hombres mayores “que seducen a las niñas” ya que la diferencia promedio de edades es de seis años. 

Blandón refirió que si bien se han hecho esfuerzos de parte del Gobierno y las organizaciones de sociedad civil, no se ha logrado erradicar el problema.

“Hay que profundizar las acciones de prevención y solamente podemos prevenir educando a los niños y a los adultos. Solo hablando claramente sobre lo que es la educación sexual integral, sin prejuicio, sin estigmas, sin pena”, explicó. 

De acuerdo con las proyecciones del Instituto Nacional de Información de Desarrollo (Inide), hay 637,360 personas entre 15 y 19 años, y hay 637,643 con edades entre 10 y 14 años. 

Lea: La educación es la clave para reducir el embarazo en adolescentes

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus