•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La tendencia creciente de la demanda de métodos anticonceptivos que se había registrado en los últimos años en las diferentes Instituciones Proveedoras de Servicios de Salud (IPSS) o clínicas previsionales, sufrió una disminución del 3.85% en 2015 de acuerdo con datos del Anuario Estadístico del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS). 

En 2015 las nicaragüenses que son atendidas por el Programa de Atención Integral a la Mujer del INSS solicitaron 4,041 órdenes menos de diferentes métodos anticonceptivos que en 2014, año en el cual se había logrado el crecimiento más alto desde 2012, con 112,766 pedidos. 

Durante 2015 se recibieron 108,725 solicitudes, las cuales fueron presentadas en su mayoría por las capitalinas, con un total de 50,938, entre los cuales destacan métodos como los inyectables y gestágenos orales, conocidas comúnmente como la píldora anticonceptiva. 

Los más pedidos 

A pesar de la baja, los métodos inyectables siguen siendo los más demandados por las nicaragüenses con un total de 59,686 solicitudes, seguidos de las píldoras con 25,368 y en menor medida los preservativos (16,193) y el DIU o T de cobre (2,017). 

Debe destacarse que el uso del preservativo o su entrega en las unidades de atención del IPSS se ha incrementado al pasar de 13,570 a 16,193 unidades. 

Te interesa: 35,000 bebés nacen de madres adolescentes

Los jóvenes

Esto parece repetirse en centros de atención a la mujer como el caso de Ixchen en Managua. Su directora, María Lourdes Rodríguez, señala que la mayoría de las personas que llegan a solicitar asesoría sobre planificación familiar tienen entre 20 y 40 años y “han tenido al menos un embarazo antes de llegar al centro”. 

De acuerdo con datos recogidos por Mujeres de Liderazgo, organización que presentó esta semana una campaña para prevenir el embarazo adolescente, solo 2 de cada 10 jóvenes empiezan a utilizar métodos anticonceptivos después del primer parto. 

Algo que parece insuficiente de acuerdo con los organizadores de la iniciativa, si se toma cuenta que al menos 35,000 niños nacen de madres adolescentes anualmente. 

Además: Mayoría planifica con métodos inyectables

Y es que, explica Marta María Blandón, directora de IPAS para Centroamérica, todavía en el sistema de salud público hay “poca información disponible sobre salud sexual reproductiva. No saben cómo hablarle a los chavalos ni cómo orientarlos sobre el método más adecuado para ellos”. 

En ese sentido, María Lourdes Rodríguez, asegura que para definir la planificación familiar se debe tomar en cuenta “las condiciones de salud de la mujer, el estilo de vida y las condiciones económicas”. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus