•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Preservar una especie marina y evitar su extinción es la noble labor que unió a ambientalistas centroamericanos y que ayer dio sus frutos. Estos enviaron 15,002 peticiones a los presidentes de Nicaragua, Costa Rica, Guatemala y El Salvador para que apoyen la propuesta de otorgar mayor protección al tiburón sedoso.

El Programa Restauración de Tortugas Marinas (Pretoma), de origen costarricense, indicó en un comunicado de prensa que el objetivo es presionar durante la Convención Sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), que se celebrará entre el 26 de septiembre y el 6 de octubre en Johannesburgo, Sudáfrica.

En Nicaragua

"En la región se captura el tiburón sedoso sobre todo para surtir a la industria de sopa de aleta de tiburón en Asia. El control de esta extracción insostenible es el primer paso para detener la trágica tendencia actual hacia la reducción de la especie e iniciar su recuperación", dijo el presidente de Pretoma, Randall Aráuz.

En Nicaragua, voluntarios de la organización ambiental sin fines de lucro Paso Pacífico recolectaron las firmas durante la jornada de limpieza internacional de costas, con las que solicitan al presidente Daniel Ortega que apoye la inclusión del tiburón sedoso en el Apéndice II de la CITES, donde "figuran especies que no están necesariamente amenazadas de extinción, pero que podrían llegar a estarlo a menos que se contrale estrictamente su comercio".

Lea: Acuerdan proteger a 5 especies de tiburón

“El tiburón sedoso es una de las más capturadas por el valor de sus aletas. Nuestro país ha tomado muchas acciones en favor de los tiburones, ahora ya no se puede cazar un tiburón si no es porque van usar la carne, ya no es una caza dirigida específicamente por extraer sus aletas, sin embargo se necesita colocar a esta especie de tiburón sedoso en Apéndice II”, consideró Liza González, directora de Paso Pacífico. El tiburón en su ambiente natural

Al ser incorporado este tema en el Apéndice II, se pretende que no se prohíba la comercialización del tiburón, pero sí que se regule. La especie está catalogada como 'casi amenazada' por la Unión Internacional Para la Conservación de la Naturaleza (UICN), que la ubica entre la segunda y tercera especie más vendida en los mercados de aletas de tiburón en Hong Kong.

Te interesa: Cambio climático golpea pesca artesanal en litorales centroamericanos

González afirmó que “pretendemos que el presidente Daniel Ortega intente persuadir a los presidentes de la región centroamericana para que estos países también apoyen la iniciativa”.

Pesqueras

Los ambientalistas centroamericanos pidieron a los presidentes votar a favor de la propuesta presentada por Las Maldivas para incorporar el tiburón sedoso (Carcharhinus falciformis) bajo el Apéndice II de CITES, que permitirá que las pesqueras estén obligadas a proveer evidencia científica sobre la sostenibilidad de la extracción destinada a la exportación.

El tiburón sedoso es el más común capturado por pesquerías de palangre y redes de cerco a lo largo de su distribución. Además, es la especie más común por la pesquería de palangre en el Pacífico Oriental, constituyendo hasta el 90% de la captura total de tiburones.

Tortugas vuelven a refugio

Desove • En Nicaragua funcionarios del Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales (Marena) han asegurado que las tortugas marinas están en peligro de extinción, por lo que se han ejecutado medidas para su preservación.

El septiembre del año pasado casi 16,000 tortugas marinas anidaron en el refugio Vida Silvestre La Flor, ubicado en el departamento sureño de Rivas, en las costas del Pacífico nicaragüense.

Los reptiles marinos formaron sus nidos en ese refugio de 1,100 metros de costas donde anidan para el desove. Las tortugas arriban para depositar sus huevos en las costas de esta reserva, mientras funcionarios de Marena estimaron que al mes siguiente arribaran más de 40,000 tortugas en dicho lugar.

En las playas de Nicaragua anidan cinco especies de tortugas marinas: verde, carey, laúd o tora, cabezona y paslasma, que se encuentran en peligro de extinción por diferentes factores y que entre julio y enero de cada año desovan en las playas del Pacífico del país.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus