•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Diferentes círculos políticos nicaragüenses reaccionaron ante un proyecto de ley sobre Nicaragua aprobado el miércoles por la Cámara Baja del Congreso de los EE.UU.  El Gobierno de Nicaragua calificó la propuesta de Ley de Condicionalidad a las Inversiones Nicaragüenses, conocida como Nica Act, de “violatoria al Derecho Internacional y a la Carta de la Naciones Unidas”.

La propuesta pasa ahora a la Cámara Alta, y de ser aprobada ahí, y por el presidente estadounidense, condicionaría el acceso de Nicaragua al financiamiento de organismos internacionales en donde EE. UU. tiene derecho a veto.

“Rechazamos como violatorias al Derecho Internacional y a la Carta de Naciones Unidas, las propuestas e iniciativas que se han movido en las cámaras y casas de los organismos legislativos de EE.UU.”, describe una nota de prensa divulgada ayer por el Gobierno y dada a conocer por Rosario Murillo, coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía.

Estas iniciativas “son parte habitual de la política injerencista que a través de la historia, ha intervenido en nuestros propios y soberanos procesos políticos, sociales y económicos, y de manera intensiva y particular en momentos electorales”, dice el pronunciamiento.

La nota explica que “en Nicaragua continuamos y seguiremos profundizando la paz, estabilidad, gobernabilidad y avance, a través de propuestas inéditas, como el modelo de alianzas, diálogo y consensos que tiene rango constitucional, y que ha venido movilizando la economía y alcanzando importantes logros en la lucha contra la pobreza”.

El proyecto de ley impulsado por los congresistas Ileana Ros-Lehtinen (republicana de Florida) y Albio Sires (demócrata de Nueva Jersey) condicionaría la cooperación financiera bilateral y los préstamos de los organismos multilaterales en los cuales EE.UU. tiene poder de veto, estas condiciones serían la realización de cambios en materia de libertades, equidad y transparencia electoral. 

“Sabemos que tiempos electorales son tiempos en que se reciben distintos mensajes, y el buen juicio, la serenidad, la buena esperanza, el buen corazón, hacen prevalecer la tranquilidad, la seguridad, que es lo que priorizan, lo que demandamos, lo que priorizamos las familias nicaragüenses”, dijo ayer Murillo.   

Relaciones con EE.UU.

Jacinto Suárez, presidente de la Comisión de Asuntos del Exterior de la Asamblea Nacional, dijo que “nosotros lo que queremos fundamentalmente y siempre lo hemos dicho, es una buena relación con los EE.UU., una relación normal”.

Por su parte, Jaime Morales Carazo, exvicepresidente de la República y actual diputado en la Asamblea Nacional, declaró que “no deja de ser preocupante esta decisión hecha por unanimidad y prontitud, que puede obedecer a factores  de orden de la campaña política interna de los EE.UU., también aquí estamos en proceso electoral  y hay intereses en pensar que con esto vienen grandes sanciones y que pone en peligro las inversiones extranjeras”. 

Sin embargo, Morales sostiene que la acción de los congresistas “no afecta necesariamente las relaciones diplomáticas o comerciales, es un primer paso infortunado. Ahora debe ser aprobada por el Senado, luego el presidente puede vetarla  o aprobarla, pero para esto no creo que exista una urgencia, como si existiera una situación de guerra con Nicaragua”.

No se debe perder de vista “el desarrollo de medidas políticas internacionales que Nicaragua ha venido cumpliendo en consonancia con grandes intereses estratégicos con los EE.UU., como es la lucha contra el terrorismo, el narcotráfico, el crimen organizado, el tráfico de personas y el de armas”, agregó Morales.

Más: Sector privado: Nica Act genera preocupación

El general en retiro Humberto Ortega, quien dirigía al Ejército durante la transición de 1990, envió una carta a la embajadora de EE.UU., Laura Dogu, expresando sus preocupaciones.

“Decisiones como las de ayer son injustas y en su intromisión solamente entorpecen el camino del diálogo y la concertación que nosotros los nicaragüenses debemos concretar pasadas las elecciones en curso, para solucionar con plena libertad, soberanía y autodeterminación, los distintos problemas que nos aquejan y que nos urge superar, para continuar fortaleciendo patrióticamente los grandes y esperanzadores avances que desde doña Violeta Barrios a Daniel Ortega, Nicaragua ha alcanzado”, expresó Ortega.

Embajador venezolano critica votación

DECLARACIONES • El embajador de Venezuela en Nicaragua, José Francisco Arrúe, opinó sobre la Nica Act durante una visita al grupo de amistad parlamentaria de la Asamblea Nacional, afirmando que “de Nicaragua quienes más saben son los nicaragüenses, pero es evidente que no pueden disimular que esta ley que están impulsando en contra de Nicaragua es parte del proyecto imperial de dominación, de neocolonialismo, de volver a considerar a Latinoamérica como su patio trasero”.

Wilfredo Navarro, tercer secretario de la directiva de la Asamblea Nacional, sostuvo que “en el remoto caso de  llegar a aprobarse (la ley por el Senado y el presidente), afectaría a la mayoría de los nicaragüenses, aunque esta ley tiene una característica de sube y baja en la Cámara de Representantes, si se dieran todas las condiciones podría ser aprobada en un plazo de 18 a 22 meses”.

También: AmCham lamenta proyecto de ley en EE.UU. que sanciona a Nicaragua

La voz

Wilfredo Navarro (diputado): “Esta ley tiene una característica de sube y baja en la Cámara de Representantes, si se dieran todas las condiciones podría ser aprobada en un plazo de 18 a 22 meses”.

Jaime Morales (diputado): “No deja de ser preocupante esta decisión hecha por unanimidad y prontitud, que puede obedecer a factores  de orden de la campaña política interna de los EE.UU”.

Jacinto Suárez (diputado): “Nosotros lo que queremos fundamentalmente y siempre lo hemos dicho, es una buena relación con los EE.UU., una relación normal”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus