Hong Seok-Hwa
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Entre el 26 y 30 de septiembre se realiza la sexta ronda de negociaciones para el TLC entre Corea y los 6 países centroamericanos en Managua. A través de 5 reuniones anteriores de negociación, ambas partes se pusieron de acuerdo sobre el nivel de concesión mutua y en esta ronda se ajustarán opiniones sobre el nivel de concesión bilateral en varios sectores incluyendo bienes, competencia, servicios, propiedades intelectuales y adquisiciones del sector público.

Los habitantes de los 6 países centroamericanos suman 45 millones 500 mil y representan el 7.5% de la población total de América Latina. El PIB regional es de 208 mil 800 millones de dólares, que representa el 3.6% del PIB de América Latina. Sin embargo, el potencial del mercado centroamericano es bastante grande. Durante los años 2004 y 2013, Centroamérica logró un crecimiento económico del 4.4% en promedio, que es más alto que el de América Latina entera. Y se espera que mantenga su tendencia de crecimiento.

El valor de comercio entre Corea y Centroamérica fue de 5 mil millones de dólares en el año 2014, ocupando el 9.2% del valor total de comercio entre Corea y América Latina, el cual es de 54 mil millones de dólares. Como demuestran estos datos, el comercio entre ambas partes no es tan activo; sin embargo, se aumentará significativamente una vez entrado en vigencia el TLC, derrumbando con ello el obstáculo comercial existente, ya que ambas partes contarán con una estructura comercial complementaria.

Los productos principales de exportación de Corea son vehículos, equipos electrónicos y textiles y los de Centroamérica son café, frutas tropicales y metales. En ese sentido, una vez habilitado el libre comercio entre ambas partes, éste se incrementará desde el 33.8% hasta el 68.7%. Además, el TLC entre Corea y Centroamérica funcionará como el puente que permitirá a Centroamérica tener un mejor acceso a los mercados de Asia; Japón, China y Taiwán.

El TLC entre Corea y Centroamérica es el primer tratado que se va a realizar entre un país asiático y los países centroamericanos. Cuando el TLC entre en vigor, las actividades de comercio en el sector privado de ambas partes serán aumentadas y con eso habrá un gran cambio en nuestra vida cotidiana también.

Corea es un mercado dinámico con 50 millones habitantes y su PIB es 8 veces más grande que el de Centroamérica. Además, el mercado doméstico es totalmente libre por haber firmado el TLC con unos 60 países y porque su volumen de comercio ocupó el sexto lugar del mundo en el 2015. Ya los productos centroamericanos, como café, azúcar y frutas tropicales, están atrayendo paladares de consumidores coreanos.

Hasta hoy las empresas grandes coreanas no han mostrado tanto interés en el mercado pequeño de Centroamérica. Sin embargo, si el mercado de Centroamérica incrementa su volumen a través de la integración económica, esas empresas con experiencia y alta tecnología realizarán inversiones activamente en varios sectores de Centroamérica, como la manufactura (TIC, vehículos, máquinas, electrodomésticos, química), la energía renovable y la infraestructura.

En el caso de que los proyectos de infraestructura, como energía, construcción de carreteras y puertos, que son impulsados con entusiasmo por el Gobierno de Nicaragua, se ejecuten efectivamente según el plan, las empresas de las dos partes formarán la cadena de valor para que ambas sean beneficiadas.

Ya en Nicaragua, bajo el régimen de zona franca, 29 empresas coreanas realizan su producción empleando a 35,000 trabajadores nicaragüenses y con el TLC más empresas coreanas llegarán a Nicaragua para inversiones. Sin embargo, para atraer inversiones continuas y estables, los asuntos de alto nivel de la renta de edificios y de la factura de energía deben ser resueltos. Actualmente varias empresas coreanas textiles en Nicaragua importan los hilos de los países cercanos y también hacen la tintura de telas en otros países, por los altos costos de renta y energía mencionados.

Si esas empresas pudieran producir hilos de buena calidad y hacer la tintura para producir las prendas de vestimenta de alta calidad en Nicaragua, el país también percibiría un mayor beneficio económico. En un futuro, si Nicaragua mejora las condiciones de inversiones para las empresas extranjeras y ofrece mejores incentivos, muchas más empresas extranjeras alrededor del mundo llegarán a Nicaragua buscando la oportunidad de realizar inversiones por su propia voluntad.

Para mejorar la infraestructura, que es la base para tener mejores condiciones de inversión en Nicaragua, el Gobierno de Corea ha cooperado estrechamente en varios proyectos; mejora de transmisión eléctrica, agua potable y alcantarillado, banda ancha, energía renovable y construcción de carreteras. Además, se ha contribuido en la educación técnica de los jóvenes nicaragüenses a través del proyecto KSP (Programa de Compartir el Conocimiento), con el cual, desde el 2008 el Gobierno de Corea ha realizado la remodelación de 15 centros de INATEC y ha donado materiales para la formación. También se ha realizado la capacitación a los docentes de INATEC.

Si esos centros de INATEC educan a los jóvenes técnicos para que tengan la tecnología industrial que es necesaria a las empresas de zonas francas, si esos técnicos mejoran la productividad con su nuevo conocimiento, no cabe duda que cada vez más empresas extranjeras invertirán en Nicaragua.

Espero que pronto más jóvenes coreanos puedan disfrutar el café nicaragüense en las cafeterías en Seúl y que las empresas nicaragüenses exporten sus productos con la nueva tecnología transmitida por Corea a otros países vecinos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus