END
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Falsificar la firma de altos funcionarios públicos se está convirtiendo en un delito de moda; esto porque en el transcurso de una semana se contabilizan tres  hechos que han cobrado notoriedad pública.

Ayer, fueron sentados dos nuevos falsificadores de alto quilate, José Luis Chavarría y Claudia Elizabeth Rojas, quienes presuntamente imitaban la firma de la presidenta de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Alba Luz Ramos Vanegas, y utilizaban el nombre del presidente Daniel Ortega para estafar.

Para falsificar la firma y el sello  de la presidenta de la CSJ, los acusados  escanearon un documento y después fotocopiaban la rúbrica, según peritaje hechos por el Laboratorio de Ciencia Forense de la Policía Nacional.

En la acusación radicada en el Juzgado Noveno Distrito Penal de Juicio, la  Fiscalía asegura  que Chavarría  también se hizo pasar como candidato a diputado ante la Asamblea Nacional por el gobernante FSLN.

Las víctimas del falso aspirante a legislador son los miembros de la Coordinadora Nacional de Desmovilizados del Ejército de Nicaragua, filial Triángulo Minero (Siuna, Bonanza y Rosita), que pagaron 30,000 córdobas por los trámites falsificados.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus