•   Masaya, Nicaragua.  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La feligresía de Nicaragua se desbordó en la tradicional procesión de San Jerónimo, doctor de los pobres, quien recorrió la Calle Real de Masaya que conduce a la parroquia Nuestra Señora de la Asunción, donde permaneció por una horas, para luego retornar a su templo. Yadira del Fátima Zepeda, expresó que tiene más de 40 años de pagar un  favor recibido por San Jerónimo, "el doctor que cura sin medicina", ya que su hija, Leticia del Fátima, nació con epilepsia y ella asegura  que recibió un milagro, pero que luego se complicó y ahora no puede caminar. "La verdad es que las esperanzas son las últimas que se pierden porque tengo fe y creo que Dios me la va a levantar de esa silla de ruedas", dijo la promesante. A la procesión también asistieron algunos políticos, quienes aprovecharon para saludar a los masayas. 

Las más extensas

Las fiestas patronales en honor a San Jerónimo, traductor de la Santa Biblia, son consideradas las más extensas al país, ya que duran tres meses. El padre José Antonio Espinoza, párroco de la iglesia San Jerónimo, explicó que inician con las velitas, una actividad que consiste en visitar a los promesantes para que apoyen con los gastos de las fiestas. “La actividad de las velitas inician a finales de junio y julio, luego se visitan barrios, donde los promesantes piden una parada, es decir, que el Santo llegue a sus hogares. 

El consultado mencionó que sigue la pedida de licencia, luego la bajada al San Jerónimo de su nicho, después la alborada por la noche del 29. El día solemne es el 30 de septiembre,culminando con  la misa.  “Masaya es la capital y cuna del folclor. Todos los domingos vienen los distintos bailes al atrio de la parroquia San Jerónimo, doctor de los pobres”, mencionó el padre Espinoza. Martha Toribio, promotora cultural, recordó que su abuelita Carmen Toribio celebraba El Torovenado El Malinche en honor a San Jerónimo. “Tengo 73 años de celebrar el Torovenado El Malinche y fue herencia de mi abuelita, quien me inculcó desde pequeña el amor a las tradiciones, por eso es que he seguido con la preservación de la identidad autóctona de los monimboseños”, detalló Toribio.

Al atrio de la iglesia San Jerónimo llegan diferentes grupos de danzas como las Inditas, las húngaras, los Diablitos, el baile de Negras y los torovenados de Caminitos de Gloria, del Pueblo y El Malinche. “Cada grupo visita con anticipación viviendas de amistades para recibir los bailes, luego arman su programa y deleitan con sus pasos a los visitantes. Esta es un tradición y se ha mantenido”, expresó Toribio. Guillermo Canizales, miembro de la Cofradía los Mismos de San Jerónimo, mencionó que "hay algunos datos que la población desconoce porque los promesantes pueden cargar la imagen si así lo requiere. Nosotros damos esa oportunidad para que el promesante pague por algún favor dado por San Jerónimo”, indicó Canizales. Las fiestas patronales en honor a San Jerónimo culminan con la novena a María Santísima, por lo que los masayas celebran a toda la corte celestial.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus