•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

De vez en cuando, Samuel  Solórzano Bellorini permanece observándose frente al espejo. Su mamá, Lucía Bellorini piensa que lo hace para entender la condición que sufre desde hace más de tres años. Se trata de un tumor benigno conocido como linfangioma que ha dejado expuesto su ojo izquierdo y por el que requiere una cirugía costosa y de urgencia.

A Samuel, que pronto cumple seis años, tampoco le gusta abordar los buses con su mamá porque todas las miradas se fijan en él cuando va subiendo. "Vos sabés que el nica es curioso y eso a él le asusta", expresó Lucía Bellorini.

Su mamá cuenta  también que Samuel solo se expresa utilizando tres palabras: "mamá", "papá" y "am" cuando tiene hambre.  A su edad no sabe las vocales ni los números, porque en el CDI donde iban a inscribirlo requieren una maestra solo para atenderlo a él, de modo que sus seis hermanos se han empeñado en enseñarle un poco.

Concierto benéfico

El pasado domingo, un grupo de jóvenes que integran el movimiento Alta Mente realizó un concierto para recaudar fondos para la cirugía de Samuel. Esa actividad permitió recaudar US$180 dólares, más US$3 mil dólares que le prometieron a Lucía suman los US$3,180 dólares, necesitando aún US$21,820 dólares para completar el costo de la intervención.

"Como es una operación de alto riesgo, los doctores del hospital La Mascota me dijeron que no querían arriesgarse. El único lugar donde pueden realizar la intervención es en el Hospital Vivian Pellas y tiene un costo alrededor de los US$25 mil dólares", indicó Bellorini.

Esta cirugía consiste en extirparle el ojo para que el tumor no siga afectando los demás órganos de la cara.

Lucía explicó que Samuel sufre de estos tumores desde su nacimiento, sin embargo, en el transcurso de su embarazo los médicos no le detectaron nada.

"Samuel fue el único de mis siete hijos que tuve por cesárea, dos días después que el bebé permaneció en la sala de neonato los médicos me dijeron que él había nacido con un tumor en el cuello, lo tratamos con medicamentos y pensamos que se le había quitado, hasta que notamos que la enfermedad se había expandido en su ojito izquierdo", dijo la madre del pequeño.

Aparte de los costos de la operación, la familia de Samuel debe comprar una serie de medicamentos que no son facilitados por  el Ministerio de Salud (Minsa) y que son necesarios para que su ojo no se infecte.

"Mensualmente estaría gastando solo en medicinas unos cinco mil córdobas; hay unas gotas que cuestan hasta 800 córdobas y solo le duran 15 días", comentó Bellorini.

Alternativa

Añadió que desde hace un tiempo, la Fundación Corazones Latinos, con sede en Estados Unidos, le ha ayudado con el costo de ciertos medicamentos y algunos estudios.

También está abierta la posibilidad que el niño pueda ser intervenido en ese país gratuitamente, sin embargo, esto implicaría el costo de los  boletos aéreos y el movimiento migratorio de Samuel y su mamá, quien dice que no cuenta con el dinero suficiente.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus