•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cuando el 30 de julio de este año Queenie Álvarez Montiel dio a luz a la pequeña Paola se sumó al número de beneficiarias del subsidio de lactancia, que otorga el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS).

Álvarez Montiel, de 23 años de edad, desde el inicio de su embarazo tuvo claro que alimentaría a Paola con leche materna, pero las necesidades alimenticias de su bebé en ocasiones no eran satisfechas solo con eso.

Por tal motivo Álvarez Montiel optó por complementar la alimentación de su pequeña con la leche que entrega el INSS.

“Si ella queda con hambre después de darle el pecho y no tengo más, le tengo que preparar una o dos onzas de leche”, expresó.

El subsidio de lactancia es fundamental para aquellas madres que no pueden dar el pecho a su bebé o la cantidad de leche que producen no es suficiente.

El año pasado 28,256 mujeres fueron beneficiadas con la leche en polvo que otorga el INSS, la máxima cantidad registrada por esa institución, que en 2007 atendió a 12,635 mujeres.

Los informes oficiales indican que el crecimiento porcentual de ese beneficio va creciendo a un menor ritmo cada año.

Por ejemplo, en 2007  los potes de leche entregados aumentaron en 22.4%, mientras que el año pasado apenas subió el 2%, aunque ahora es cuando el INSS atiende a más mujeres y entrega más leche.

En el Caso de Álvarez Montiel, su hija Paola toma más leche de la que ella tiene en sus pechos, por lo que el beneficio del INSS es de gran ayuda.

“Si yo tuviera leche suficiente no le daría fórmula, al menos los tres primeros meses, que es cuando puedo estar todo el tiempo con ella”, indicó.

PROCESO SIMPLE

Al ser madre primeriza, Álvarez Montiel comenta que el proceso de lactancia al inicio resultaba complicado.

“Al inicio dar de mamar es un poco difícil para uno y para los niños. A veces la niña se sentía incómoda y lloraba por no poder agarrar el pecho y ahí ni modo, a darle la fórmula”, dijo.

A criterio de esta joven madre, el proceso para recibir el subsidio de lactancia en el INSS es “simple y rápido”.

Tres días después del nacimiento de Paola, Álvarez Montiel recibió la primera dotación de leche: 4 recipientes de 400 gramos cada uno.

En el segundo mes se presentó a la delegación del INSS Julio Buitrago, que es la más cercana a su domicilio, con una orden para retirar 6 recipientes.

El centro hospitalario donde está asegurada esta joven le extiende las órdenes con las que puede retirar la leche.

Debido a que Paola no consume únicamente fórmula, en el primer mes le sobró un recipiente de leche. La bebé consume poco más de medio tarro semanal.

“Si es suficiente o no (la leche que entrega el INSS) depende de la cantidad que toma el niño y si la madre le da el pecho. En mi caso es suficiente”, explicó.

AHORRO

“El subsidio de lactancia beneficia a toda la familia, es un gran ahorro. Nosotros (su familia) utilizamos ese dinero que gastaríamos en la fórmula para alimentarme mejor y producir más leche, además de cubrir otros gastos de la bebé”, indicó Álvarez Montiel.

Las familias que reciben este subsidio gozan de un alivio en sus gastos.

La leche que otorga el INSS, puede encontrarse en los supermercados capitalinos a un valor de entre 120 a 160 córdobas.

Aunque Álvarez Montiel está a favor de la lactancia materna, sabe que cuando regrese a su trabajo será más difícil darle exclusivamente el pecho a Paola.

“Si sos madre y trabajás tarde o temprano, vas a tener que darle fórmula” al bebé, sostuvo.

En el 2015 el Instituto Nicaragüense de Seguridad Social entregó casi 1.3 millones de recipientes de leche en polvo a 28,256 beneficiarias, a través de 171,156 órdenes, según el anuario estadístico de la institución.

Los potes de leche entregados en 2015 superaron en 2.04% a los otorgados en 2014, mientras que la cantidad de madres beneficiarias se incrementó en 4.23%.

El subsidio de lactancia constituye una alternativa para las madres que por diversos motivos no pueden dar leche materna a sus hijos.

Según el Fondo de las Naciones Unidas para la infancia (Unicef) solo el 31% de los bebés menores de seis meses son alimentados exclusivamente con leche materna.

Mediante el subsidio de lactancia, los hijos de los asegurados y sus beneficiarias reciben en promedio 45 tarros de leche en los primeros seis meses de vida del infante.

Cuando hay partos múltiples dentro de las familias con escasos recursos, gozan de 180 recipientes anualmente por cada niño durante dos años, según la Ley 718, Ley especial de protección a las familias en las que haya embarazos y partos múltiples.

Del total de partos atendidos en 2015, solo el 1% (224) corresponde a partos múltiples.

De las madres que en 2015 dieron a luz y recibieron el subsidio de lactancia, 14,112 (equivalente al 63%) son aseguradas, el restante 37% corresponden a cónyuges de los asegurados.

CONCENTRADOS EN MANAGUA

Managua, el sitio donde habitan más nicaragüenses, representa el 45.3% del total de potes de leche entregados el año pasado por el INSS.

Al interior del país los departamentos con mayor porcentaje recibido son Chinandega y León con 7.4% cada uno.

Esta proporción es acorde a los asegurados por departamento, ya que los tres departamentos en conjunto abarcan el 65.2% del total de asegurados.

El anuario estadístico del INSS recoge la cantidad de beneficiarias y recipientes de leche entregados por meses, siendo enero, marzo y octubre los de mayor cantidad de entregas con 9.3%, 9.0% y 8.8%, respectivamente.

En un mes, Álvarez Montiel, estará de regreso en su trabajo, pero desde ya está planeando dejarle leche materna a su hija en biberones para que la continúe consumiendo y no solo la fórmula que le brinda el seguro.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus