•   Carazo  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Alrededor de 12 migrantes africanos se entregaron la tarde de este miércoles a las autoridades militares en el departamento de Carazo.

Con mochilas en los hombros, hambrientos y rostros mojados de lágrimas, cinco mujeres, un niño de cinco años y seis hombres caminaron por la carretera hasta llegar a la base militar que se encuentra en la comunidad de Amayito, jurisdicción de la ciudad de Diriamba.

"No tenemos más dinero para seguir, ni comida, ni agua, no tenemos nada, todo lo que teníamos nos lo robaron los guías, intenté ya tres veces y nada, aquí vuelvo a quedar, ya sabemos que nos mandarán a Costa Rica y es mejor que andar aguantado aquí", dijo Oscar Branding, originario de El Congo, África.

También contó que tiene más de cuatro meses de no ver a su familia y que ellos piensan que él está en un lugar bonito, trabajando y ahorrando dinero para enviarles y saciar el hambre y la sed que sufren en su país de origen y los hace migrar.

"Es bien difícil ver cómo nuestros compañeros mueren en el camino por falta de comida y agua, pero lo que más duele es saber que nuestras familias no tienen ni idea de lo que estamos pasando en los montes, los mosquitos nos pican, los ríos nos arrastran y nosotros solo queremos pasar nada más", concluyó Branding.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus