Tania Narváez  |  Katherin Chavarría
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Quince inmigrantes fueron detenidos tras ingresar a territorio nacional por diferentes puntos de la frontera sur. Mientras que otros 12 africanos se entregaron la tarde del miércoles a las autoridades militares en Diriamba.

Los primeros fueron detectados por las patrullas de exploración costera en la ribera del Lago Cocibolca. Al momento de la detención se contabilizaron ocho varones entre las edades de 26 y 40 años; cinco mujeres con entre 23 y 25 años, y 2 niños entre los 10 meses de edad, todos originarios de el Congo, África.

Según declaraciones de los detenidos, su intención solo es pasar por Nicaragua y llegar a Estados Unidos.

La mayoría de estos inmigrantes se encontraban en estado de deshidratación. Luego de ser investigados se les brindó alimento, procediendo luego a ser entregados a las autoridades de Migración y Extranjería en Peñas Blancas.

En Diriamba, en cambio, se vivió otra situación.

Se entregan 

Con mochilas en los hombros, hambrientos y llorando, cinco mujeres, un niño de cinco años y seis varones, caminaron por la carretera hasta llegar a la base militar que se encuentra en la comunidad de Amayito, jurisdicción de Diriamba.

"No tenemos más dinero para seguir, ni comida, ni agua. No tenemos nada, todo lo que teníamos nos lo robaron los guías, intenté ya con esta tres veces y nada, aquí vuelvo a quedar, ya sabemos que nos mandarán a Costa Rica y es mejor que andar aguantado aquí", dijo Oscar Branding, originario del Congo.

Agregó que es “difícil ver cómo nuestros compañeros mueren en el camino por falta de comida y agua, pero lo que más duele es saber que nuestras familias no tienen ni idea de lo que estamos pasando en los montes, los mosquitos nos pican, los ríos nos arrastran y nosotros solo queremos pasar ”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus