•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Colegios cerrados, tráfico pesado, supermercados con estantes vacíos y mucha tensión se observaba ayer en diferentes ciudades del estado de Florida, donde se espera que el huracán Matthew afecte hoy el sureste de esa región. 

La nicaragüense Sandra Mairena, quien vive con sus tres hijos en Miami, sigue de cerca las noticias previas a la llegada del huracán así como las recomendaciones dadas por el gobierno local, con el fin de minimizar el impacto de este fenómeno. 

Matthew "puede tener un devastador efecto", aseguró el presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Aunque se desconoce si el fenómeno tocará tierra en Florida, su ojo va a bordear la costa este del estado en su camino hacia el norte, tras haber afectado al noreste de Colombia y el noroeste de Venezuela, Haití, República Dominicana, Jamaica, Cuba y las Bahamas.

Largas filas

Una de las medidas que ha tomado Mairena y varios habitantes de la zona llamada “la pequeña Habana” es la compra de alimentos para los próximos tres días. “Los supermercados están abarrotados. Las filas para abastecerse de gasolina son largas y en algunos lugares ya no hay”, comentó. 

Mairena asegura que compró varios galones de agua, medicinas, comida enlatada, llenó el tanque de su vehículo y revisó la planta eléctrica que tiene en su vivienda, ya que se espera que una vez que el huracán toque tierra, se suspendería el servicio de energía. También revisó y colocó a mano los documentos de importancia que fueron guardados en bolsas plásticas para evitar mojarse en caso de inundaciones. “Estamos más que preparados”, añadió. 

María Lourdes Medina vive en Miami desde 1981. Allí también vio el paso del huracán Andrew en 1992, al que recuerda como uno de los fenómenos más fuertes y que alcanzó la categoría 5. “Nos estamos preparando con agua, comida, tenemos gas propano, lámparas de mano, baterías, candelas. Llenamos de agua la lavadora de ropa, las tinas de baño para usarlas en los inodoros”, comenta. 

Medina dijo a El Nuevo Diario que desde tempranas horas varios negocios y colegios suspendieron sus actividades y que la gente se ha refugiado en sus hogares a la espera del huracán. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus