•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Sanos y salvos aparecieron Eveling Carolina García González, de 34 años, y su familia. Ellos tenían más de 40 días de estar desaparecidos en Honduras y sus parientes en Managua estaban en zozobra. Junto con Eveling andaba su marido, Mauricio Santiago Arróliga, de 42 años, y cuatro de sus diez hijos, Benjamín, Jonathan, Lucía y Óscar, de 1, 3, 10 y 12 años, respectivamente. “Pasamos siete días en ayuno y con la fe puesta en el Señor, que ellos iban a aparecer con vida. Aunque a veces nos invadía la pesadilla que ellos podían haber sido asesinados en ese país tan peligroso”, comentó Maryina Raquel García González, hermana de Eveling. Eveling no quiso hablar con los medios, tampoco permitió que le hicieran fotografías porque dice que no quiere recordar la pesadilla que vivió.

Detenida

Eveling les comentó a sus parientes que pasó 18 días detenida en una delegación hondureña fronteriza con Nicaragua. “La detuvieron porque no andaba documentación legal, ni de ella ni su hijo de un año, que cargaban en brazos, solo el marido, y estaban retenidos porque pensaron que se habían robado al niño. Pero afortunadamente, la señora donde se hospeda y donde había dejado a los otros tres niños, al ver que no aparecía, empezó a buscarla y la encontró en la delegación, ella atestiguó a favor y la soltaron”, comentó Maryina. “Nosotros oramos con fe y varios hermanos y el pastor de la iglesia, nos dijeron que el 30 de septiembre el Señor se iba a pronunciar. Y así fue, ese día ella (Eveling) llamó para decir que venía de regreso, que la fuéramos a esperar al mercado Mayoreo”, manifestó Raquel González, madre de Eveling. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus