•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La planta de pita crece de forma silvestre en zonas húmedas del municipio de Camoapa, pero el cambio climático y la extensión de las áreas de  pastizales pone en riesgo la sobrevivencia de la misma.

Unas 80 familias de la comunidad viven de la elaboración de artesanías de pita como único ingreso económico.

Olga Picado Borge, una de las coordinadoras del grupo de artesanas Medalla Milagrosa, en el cual trabajan ocho mujeres originarias de Mombacho, aprendió el arte de fabricar los sombreros de pita desde los 8 años.

“Esta es una herencia cultural porque viene de mi abuela”, expresó. 

Según Picado Borge, la palma de pita está a punto de extinguirse, puesto que es una planta silvestre que nace en zonas húmedas y no hay personas que se dediquen al cultivo de la misma. “La palma nace en las fincas de la zona montañosa, pero a los finqueros no les interesa conservarla, a ellos solo les interesa el pasto para el ganado”, expuso.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus