•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Mientras la Fiscalía pide que el cirujano plástico David Páramo sea castigado con la pena máxima de cuatro años de prisión por  el homicidio imprudente que terminó con la vida de Lizandra Rodríguez, la abogada defensora del médico Karina Duarte solicitó que sea absuelto.

Estos fueron los planteamientos extremos que hicieron la  Fiscalía y la abogada defensora de Páramo ante la jueza Tercero Distrito Penal de Juicio de la capital, Rosario Peralta, quien resolverá las apelaciones presentadas por ambas partes.

De la sentencia condenatoria de primera instancia fueron presentados dos recursos de apelación. Por un lado, la Fiscalía apeló expresando su inconformidad por los tres años de prisión que le fueron dictados al cirujano.

En cambio, la defensa apeló el fallo alegando que en el juicio, la jueza Ivette Pineda no tomó en cuentas las pruebas ofrecidas a favor del galeno y tampoco hizo mención de un recurso que existe contra la resolución del Ministerio de Salud (Minsa) tomado como prueba contra el galeno.

Batalla frontal

Al igual que en el juicio, la fiscal auxiliar Kenia Jirón y la defensa de Páramo, Karina Duarte se trenzaron en una fuerte puja legal donde cada una de ellas peleó a brazo partido sus criterios jurídicos.

La fiscal auxiliar alegó que el médico (David Páramo)  actuó con alevosía al cometer homicidio imprudente “porque Lizandra (Rodríguez) depósito toda su confianza en él; por su parte Duarte ripostó diciendo que “si hubiera habido alevosía estuviéramos en un juicio por asesinato y no por homicidio imprudente”.

Cuando la defensa del cirujano plástico alegó que este sufre una pena natural por el delito que le fue imputado “porque está desprestigiado como médico“,  la Fiscalía respondió que en este caso no hay tal pena natural que haga merecedor a Páramo de una pena mínima “porque la paciente (Lizandra Rodríguez) no era su familiar”.

Sandra González, madre de Lizandra Rodríguez  reiteró su petición de que el galeno sea castigado con la pena máxima de cuatro años de prisión, misma que consideró insuficiente porque ella no volverá a ver a su hija.

El médico David Páramo, tiene pendiente otra audiencia de apelación por los que hace a la condena de cuatro años de tres años de prisión que le fueron dictados por lesiones psicológicas graves y lesiones imprudentes en perjuicio de la modelo, Allison Molina a quien le practicó una cirugía estética.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus