•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Porque se negó a tener relaciones sexuales, Silvio Javier Mayorga González, de 37 años, habría asesinado con crueldad a Ángela Verónica Crespo, de 23, cuyo cuerpo apareció el martes pasado en un cauce de San Judas.

La Policía Nacional presentó ayer en conferencia de prensa a Mayorga González, a quien está previsto que hoy la Fiscalía acuse en los juzgados capitalinos.

"Pido justicia, que le caiga todo el peso de la ley a ese tipo. Ojalá no lo dejen salir y que pague por el crimen que cometió", solicitó Francisco Díaz, padre de la joven, quien agregó que el cuerpo de la hoy occisa presentaba morados y muestras de que fue amarrado.

"También me la acuchilló en el cuello. ¡Ese tipo es un salvaje!", agregó el padre.

El comisionado general, Francisco Díaz, subdirector de la Policía Nacional, aseguró que el móvil del crimen fue la agresión sexual. "Es delincuencia común, es un asesinato", dijo el jefe policial.

Según las investigaciones, el 9 de octubre Ángela Verónica Crespo salió de su casa en el asentamiento Los Martínez con Marcos Antonio Robleto hacia un bar en las cercanías del Mercado Israel Lewites. Luego a las 9:00 p.m. se encontró con Mayorga González en un bar ubicado en el Distrito II de Managua. Ambos se retiran del bar y se fueron a la cuartería donde alquilaba Mayorga. "Estando en el cuarto, ahí la agrede (Mayorga a Crespo) porque se negó a sostener relaciones sexuales. La golpea con un objeto contuso, que es un ladrillo de piso en la parte posterior de la cabeza, provocándole hemorragia interna”, dice el parte policial. "A las 2:00 a.m. Mayorga González introduce el cuerpo sin vida en bolsa plástica y la traslada al cauce, para esto utilizó una carretilla", agregó Díaz.

Los padres de la joven dicen no conocerlo, pero una de las hermanas comentó que una madrugada la llegó a dejar a su casa, aunque desconocen desde cuándo mantenía relación con él.

OBLIGA A REFLEXIÓN

“Creo que realmente este caso obliga a hacer reflexión profunda a todas las mujeres de este país.

Los femicidios no son más que el producto de ese maltrato continuo que viven las mujeres y que muchas veces al final termina en muerte”, expresó Magaly Quintana, coordinadora de Católicas por el Derecho a Decidir, organización que contabiliza 43 mujeres asesinadas en lo que va de 2016.

Por otra parte, Quintana hizo hincapié en la necesidad de no justificar el crimen.

“Que ella estuviera tomando no le da a nadie el derecho a quitarle la vida, no somos propiedad de ningún individuo. En esta sociedad machista siempre hay una justificación para proteger al femicida, eso tiene que cambiar”, expresó.

FUE  TESTIGO

Los vecinos de Mayorga González, en el barrio San Judas, están sorprendidos porque lo identificaban como una persona educada.

"Si el mismo día que descubrieron el cuerpo en el cauce, él estaba viendo los toros de largo, estaba en la esquina", recordó una vecina. La víctima deja dos hijos de 2 y 6 años, quienes quedan bajo tutela de los abuelos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus