•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las verduras, frutas y vegetales que no calificaban para la venta eran botados en un basurero o tirados a las calles por los vendedores de las bodegas en el mercado capitalino Mayoreo. 

En un repentino despertar de conciencia, Sandra Morales, una comerciante de verduras que labora en ese lugar, comenzó a alentar a los demás vendedores para que los alimentos que no vendían los donaran. Luego la inglesa Katie Alesbury le planteó a Morales la posibilidad de ayudar a varias comunidades donando los alimentos que desechaban.

Así se aliaron los comerciantes y el grupo Comamos Juntos Nicaragua, del que Alesbury forma parte. Tres comunidades en  Managua son beneficiadas con la recolección de alimentos desde el año 2013. Dos de ellas en riesgo, entre estas  Villa Guadalupe, comunidad construida para las personas que vivían en la Chureca. 

Hay entre 50 y 120 niños que comen de los alimentos rescatados y aproximadamente 40 familias llevan un paquete de alimentos, detalló Alesbury. 

Otros de los beneficiados son el grupo de los excañeros que se asentó junto a la catedral Metropolitana de Managua y Ananda Marga, un centro educativo para niño de escasos recursos ubicado en el barrio Villa Reconciliación, donde asisten aproximadamente 100 niños. 

“Entre 2015 y 2016 habíamos logrado entregar comida como para preparar 1.080 platos a la semana y rescatar 270 kilos de comida a la semana”, indicó Alesbury.

La FAO estima que a nivel mundial un tercio de todos los alimentos se estropea o se desperdicia antes de ser consumido por las personas, pese a que casi mil millones de personas pasan hambre.

Solidaridad

Actualmente son más de 20 marchantas las que donan los alimentos que no venden, detalló Sandra Morales. “Los comerciantes ya no somos los mismos. Parte de esas mejoras es que muchos hemos mejorado la atención y hacemos caridad”, expresó. 

Tulio Sánchez, dueño de un gran negocio de verduras y vegetales, confesó que antes botaba el producto que no vendía, pero cuando tocaron su mesa para invitarlo a apoyar la recolección de alimentos no ha dejado de hacerlo. “Me siento tranquilo al saber que con mi apoyo algunas personas se alimentan”, manifestó. 

Recolección

Los voluntarios que realizan la recolecta y distribución de alimentos, son en su mayor parte jóvenes de Managua de entre 16 y 25 años, dijo Alesbury, quien también señaló que hay extranjeros apoyando la causa. 

Christiane Van Ophem, de Holanda, participa en la recolección desde hace cuatro meses. Cuenta que se enteró de la iniciativa por medio del sitio web de la organización. 

“Me pareció interesante la actividad de rescatar comida. En Holanda me dedico a trabajar en el tema de seguridad alimentaria. Yo buscaba un lugar donde hacer pasantías y encontré a Comamos Juntos”, expresó Van Ophem.  

Comamos Juntos Nicaragua se formó en 2013 por iniciativa de Katie Alesbury, a quien le pareció que tendría más sentido evitar el desperdicio de alimentos en los mercados compartiéndolos entre la comunidad. La meta es expandir la distribución dentro de Managua y a largo plazo, replicar el sistema de reciclaje de alimentos en otras ciudades también.   

¿Por qué se desperdicia la comida?

Según la FAO, la pérdida o desperdicio de los alimentos se da en todas las etapas de la cadena de suministros de alimentos dedicados al consumo humano.  “Los alimentos se pierden o desperdician en toda la cadena de suministro, desde la producción inicial hasta el consumo final de los hogares”, indica la página web de este organismo. 

Explican que la disminución puede ser accidental o intencional. “Cuando los alimentos se pierden o estropean antes de llegar a su fase de producto final o a la venta minorista, hablamos de pérdida de alimentos. Esto puede deberse a problemas en la recolección, almacenamiento, embalaje, transporte, infraestructura o a los mecanismos de mercado, o de los precios, así como a los marcos institucionales y legales”, agrega. 

Save Food es la iniciativa mundial sobre la reducción de la pérdida y el desperdicio de alimentos. Según datos de esta iniciativa, casi la mitad de todas las frutas y hortalizas se desperdician. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus