•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Dos chinandeganos fueron detenidos por la Policía cuando intentaban trasladar a la frontera con Honduras a un grupo de indocumentados de origen cubano y serbio, por lo que ahora enfrentan un  proceso judicial.

Emilio Laínez Rodríguez y Orvin Eduardo Laínez Pasos son los dos acusados. Ambos son oriundos de San Francisco del Norte y deberán permanecer durante los próximos 10 días en prisión preventiva, porque la audiencia inicial les fue programada para el 28 de octubre.

Pese a que la jueza de Distrito Penal de Audiencias de Estelí, Alma Pino Irías, señaló que existen suficientes elementos que indican que cometieron los delitos de tráfico ilegal de indocumentados y cohecho. Los familiares de los detenidos que pidieron el anonimato  aseguraron que son inocentes. 

Detalles

De acuerdo con la acusación, ocho cubanos y serbios estaban siendo esperados en Estelí, ya que viajaron desde la capital en un autobús de transporte colectivo. Ya en esa ciudad fueron subidos a la tina de una camioneta, pero al llegar al sector conocido como El Dorado, ubicado a unos 6 kilómetros al norte y sobre la vía internacional, fueron requeridos por los miembros de una patrulla policial, descubriendo que viajaban sin pasaportes. Quienes los trasladaban eran los acusados, a  los que les habían pagado fuertes sumas de dólares.

Mientras los acusados fueron llevados a las cárceles preventivas de la policía esteliana, los indocumentados fueron remitidos a la jurisdicción de las autoridades migratorias nicaragüenses.

Los indocumentados de nacionalidad cubana fueron identificados como Ethel Núñez Ríos, de 35 años; Luis Orlando Jiménez Vázquez, de 29; Reinaldo Antonio Katop, de 44; Arando Batista Leiva, de 44; Lainer Jorge Aguilera Angulo; y Janeth Sánchez Toranzo,  de 30 años.

Aprint Berissa y Granisse Dilson son los dos serbios. 

La Fiscalía aseguró que cuando el oficial de la Policía trasladaba a los dos nicaragüenses, el acusado Emilio Laínez Rodríguez  le ofreció US$460 en efectivo a cambio que los dejara continuar la marcha junto con los extranjeros.

Ante esa situación, el oficial informó al mando superior y una vez en la unidad policial interpuso la denuncia respectiva. 

El Ministerio Público ha tipificado provisionalmente el primer delito de tráfico ilegal de migrantes. También ha previsto el delito de cohecho. 

La Fiscalía ha ofrecido una serie de testigos, todos oficiales de la Policía.

Los acusados serán revisados por un médico forense, a pedido de la defensa. 

Te interesa: Salvan a 6,000 migrantes en un solo día

8 personas trasladaban los acusados.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus