•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los embarazos en adolescentes en Nicaragua, estimados en 35,000 cada año, dejan al país unos US$12 millones en pérdidas anualmente según un estudio de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), presentado ayer.

El director de Funides, Juan Sebastián Chamorro, reveló que esto significa que las madres adolescentes dejarán de aportar al país alrededor del 5% del Producto Interno Bruto (PIB) durante toda su vida.  Según Chamorro, las pérdidas económicas fueron calculadas con base en la situación económica reflejada en las encuestas nacionales del Instituto Nacional de Información de Desarrollo (Inide) y estas se dan porque las mujeres que fueron madres a temprana edad sufren una pérdida monetaria por estar excluidas del mercado laboral y por insertarse en condiciones menos favorables.

El estudio de Funides, presentado en el marco de la campaña “Lo que debe ser penoso”, indica que el porcentaje de mujeres de 20 a 64 años de edad que no trabajan y fueron madres por primera vez en la adolescencia es de 3 puntos porcentuales mayor en comparación con aquellas que fueron madres por primera vez después de la adolescencia. Esta mayor inactividad de las mujeres que fueron madres desde la adolescencia —destaca el estudio— hizo que el país dejara de percibir alrededor de US$46.1 millones en 2012 (0.4% del PIB).

Más: 35,000 bebés nacen de madres adolescentes

Costos en salud

Por otra parte, el estudio revela que 8 de cada 10 consultas prenatales y partos se dan en centros de salud públicos, mientras que 1 de cada 10 se realiza en clínicas previsionales afiliadas al INSS. Funides también descubrió que de las embarazadas que asisten a establecimientos públicos de salud, 9 de cada 10 no pagan por los controles prenatales, 4 de cada 10 no pagan por vitaminas, medicinas y exámenes o pruebas, mientras que 3 de cada 10 no pagan por los gastos relativos al parto. Por eso Funides calcula que el gasto total de atención médica a adolescentes embarazadas el año pasado fue de US$5.1 millones. Del total anterior US$3.3 millones son cubiertos por el sector público, medio millón por la seguridad social y US$1.8 millones lo cubren las mujeres y sus familias. En el estudio se detalla que cada mujer que cubre algún costo durante la atención de su embarazo paga US$114 en establecimientos de salud públicos, US$236 en clínicas previsionales y US$718 en centros privados.

Consulte la Inforgrafía: Embarazos adolescentes ocasionan US$17.1 millones en pérdidas y gastos

Invertir en prevención

Ligia Altamirano, miembro de ProFamilia, indicó que “en el país existen muchísimas normativas en materia de atención a embarazadas adolescentes; sin embargo, lo que en realidad se necesita es trabajar en la prevención y ya hemos visto el porqué”. En ese sentido, dijo que en Nicaragua es necesaria la creación de una ley especial para la prevención del embarazo en la adolescencia. Asimismo, solicitó incluir el embarazo adolescente dentro del Plan Nacional de Desarrollo Humano como “un serio obstáculo para el desarrollo personal familiar y comunitario, y catalogar su reducción con un refuerzo a la estrategia sostenida de reducción de la pobreza.

Otro dato que alarma a Marta María Blandón, directora de Ipas Centroamérica, es que de todos los embarazos que se registran en edades de 10-19 años, unos 1,600 se dan en menores de 14 años. “Estamos hablando de una cifra escalofriante de maternidad infantil y las más chiquitas en términos generales han sido violadas porque fueron embarazos impuestos por hombres más grandes que las engañaron y forzaron. Después se quedan solas, asumiendo una maternidad que resulta sumamente riesgosa para su desarrollo”, expuso.

En el estudio, Funides destaca que del total de embarazos adolescentes que se presentan en el país, en el  70% de los casos los papás al recibir la noticia del embarazo muestran alegría. Sin embargo, más del 50%  de ellos no se hacen responsables del bebé económica ni emocionalmente y la mayoría de ellos son cinco o seis años mayores que las adolescentes. Los zonas más afectadas son las regiones autónomas del Caribe Norte y Sur, Jinotega, y Nueva Segovia. También se encontró que en relación con el 2006 ha incrementado en departamentos como Carazo, Chinandega y Madriz.

Lea: Tasa de embarazos en adolescentes es alta

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus