•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Unas 930 familias que habitan en 24 municipios del país han sufrido las consecuencias de las lluvias registradas esta semana. Siete comunidades en Rivas y siete en Granada se encuentran incomunicadas. En estos mismos departamentos también reportan problemas, principalmente en comunidades rurales como: Tortuga, Ojochal, Mira Valle, Toro Venado, Las Pampas, La Rejera y San Jerónimo, producto de la crecida del río Escamequita Grande.

Y en el caso de Granada, se mencionan algunas comunidades aledañas al río Ochomogo y al río Malacatoya, producto del aumento del caudal. La coordinadora de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo, manifestó que entre el 17 y el 21 de octubre resultaron afectadas 922 viviendas, muchas de las cuales quedaron  anegadas y semidestruidas. Los daños se produjeron en los departamentos de Madriz, Estelí, León, Managua, Chontales, Matagalpa, Jinotega, Nueva Segovia, León y Chinandega.

 "Hay caminos dañados, hay escuelas afectadas, todo esto está siendo atendido desde las instituciones correspondientes; y luego los Comupred, las alcaldías atendiendo a los hermanos y hermanas, a las familias que resultaron afectadas", dijo Murillo a través de medios oficiales. Además manifestó que los aguaceros ocasionaron daños en centros educativos, donde las clases tuvieron que ser suspendidas.  

Ocotal

En el caso del departamento de Nueva Segovia, la alcaldesa Xiomara Tercero López, reportó el derrumbe de 8 viviendas de adobe en la ciudad de Ocotal. También confirmó que hay varios muros perimetrales destruidos que estaban construidos con adobe. Afortunadamente los derrumbes no han ocasionados víctimas, solamente incertidumbre y dificultad para volver a levantar la vivienda. “A lo inmediato, podemos resolver con el plan techo, que es lo que tenemos al alcance”, expresó Tercero López, quien junto a integrantes del Comité Municipal de Prevención de Desastres, visitó a las familias afectadas. Los barrios más perjudicados son Sandino, Nuevo Amanecer, Teodoro López y Hermanos Zamora. La mayoría de las viviendas afectadas por derrumbe de paredes e inundaciones están situadas en las riberas de cauces o en terrenos no aptos para habitarlos. 

Relacionado: Maestra muere arrastrada por un río en Camoapa

Calles

La alcaldesa reconoció el deterioro de las calles sin adoquinar en los barrios periféricos de la ciudad, que presentan tramos de inaccesibilidad para vehículos particulares o el servicio de taxis. Dijo que el mantenimiento de la red vial urbana se realizará hasta que finalicen las lluvias. “No podemos ahora meter maquinaria porque lo que se hace es aumentar la erosión del suelo, pero tenemos voluntad política de mandarlas a reparar”, aseguró la funcionaria.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus