•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El cardenal José Leopoldo Brenes, arzobispo de la Arquidiócesis Metropolitana de Managua, sugirió este sábado “tener un corazón abierto al diálogo” durante el proceso de conversaciones entre el Gobierno y la Organización de Estados Americanos (OEA), que incluye una visita a Managua del secretario general de la OEA, Luis Almagro, para entrevistarse con las autoridades y representantes de partidos políticos.

“Uno de los números del acuerdo (entre el Gobierno y la OEA) dice que (Almagro) regresará al país, organizará diálogos con los dirigentes políticos y sociales, y aquí lo importante es tener un corazón abierto al diálogo, que todos tengamos una disposición; lo importante no es imponer mi idea, sino presentar mi idea, confrontarla con el otro y buscar una común”, dijo el Cardenal.

El texto del acuerdo, de seis puntos, estipula que en la mesa de conversación las partes “se comprometen a apoyar el fortalecimiento de las instituciones democráticas del país de acuerdo a los compromisos del Estado de Nicaragua con los instrumentos normativos del Sistema Interamericano y su ordenamiento jurídico interno”.

“No tratemos de imponer nuestras ideas, sino que pongámoslas sobre la mesa, revolvámoslas y saquemos lo mejor para Nicaragua”, insistió Brenes después de oficiar la misa de consagración de la capilla San José, en el barrio Bosques de Xiloá, en Managua.

“El papa Francisco nos ha dicho que no tenemos que ir construyendo muros sino puentes, y esto significa construir diálogos para evitar la violencia. Tuvimos la experiencia de los años 70 y 80 cuando había mucha tensión entre nosotros y cuando las partes se sentaron a platicar, prácticamente se acabó la guerra y comenzó el trabajo en más armonía; no tenemos la paz perfecta, pero con relación a otros países, hemos progresado bastante. Ojalá que la guerra, la violencia, nunca más vengan a nuestra patria”, agregó el representante de la iglesia católica de Nicaragua.

Agregó que “si en un momento dado se pide la presencia de la Iglesia (en este diálogo), lo discutiremos en la Conferencia Episcopal, aunque pienso que tanto el Estado como la OEA tienen hombres muy especialista, expertos en estos diálogos, en otros países han participado (la OEA) y han sido grandes promotores de los diálogos”.

Sobre quienes piden la suspensión del actual proceso electoral, el cardenal Brenes dijo que “lo importante es sentarnos a platicar y, como se dice, en el camino se arreglan las cargas y con el diálogo se van arreglando las cargas, eso es lo hermoso, que ya hay dialogo; hay que orar siempre y con insistencia, e igual, hay que dialogar siempre y con insistencia”.

Lea: Gobierno celebra cumplimiento de acuerdos con la OEA

Alianza evangélica

Vamos a hacer una invitación a participar en el sufragio del seis de noviembre”. Reverendo Mauricio Fonseca, presidente de la Alianza Evangélica de Nicaragua

En tanto, el reverendo Mauricio Fonseca, presidente de la Alianza Evangélica de Nicaragua, opinó que una vez iniciado el diálogo “este ayudará mucho para tomar decisiones que no deben beneficiar solo a un sector, sino que a todos los sectores”.

“¿Si el inicio del diálogo abona al proceso electoral del seis de noviembre? Me parece que sí. En su momento vamos a pronunciarnos para que se conozca nuestra posición y sea tomada en cuenta en el diálogo”, agregó el reverendo.

La Alianza Evangélica “tiene una directiva de siete miembros y aglutina a las iglesias evangélicas del país, que representan a más de un millón de personas; la iglesia tiene el deber de anunciar a Dios y denunciar el pecado, así como la de orar por los presidentes del país. Vamos a hacer una invitación a participar en el sufragio del 6 de noviembre y buscaremos el mecanismo de presentar nuestra posición en este diálogo”, afirmó Fonseca. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus