•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La muerte siguió viajando en dos ruedas el fin de semana en las calles y carreteras del país.

Entre la noche del sábado y la madrugada del domingo tres personas perdieron la vida en dos fatales accidentes.

Las víctimas mortales fueron Roberto Carlos Gutiérrez, de 24 años y Álvaro Humberto Espino Soza de 27 años.  Los dos hombres eran tío y sobrino respectivamente. El tercer fallecido era un ciclista de identidad desconocida.

El primer accidente se registró alrededor de las diez de la noche del sábado  al chocar contra un árbol la motocicleta conducida por Roberto Gutiérrez y donde viajaba como pasajero su tío Álvaro Humberto Espino.

Francis Gutiérrez, tía de Roberto Gutiérrez, dijo que la desgracia aconteció cuando en una curva y manejando aparentemente a exceso de velocidad su sobrino perdió el control de la motocicleta.

Ambas víctimas dejan en la orfandad a sus hijos. Gutiérrez  a un bebé no nacido, mientras que Espino había procreado dos  niñas, una de siete años y otra de 16 meses.

Desconocido

La tercera víctima es un ciclista de aproximadamente  22  o 24 años que fue arrollado mortalmente al invadir el carril en el cual circulaba un automóvil en dirección de norte a sur.

Modesto Cruz, conductor de dicho vehículo fue retenido por las autoridades.

Los hechos ocurrieron en el kilómetro 22 de la carretera Sur en la entrada al lugar conocido como El Boquete, según el informe de las autoridades de Tránsito del Distrito III de Policía.

El hombre de identidad desconocida vestía pantalón color negro, bóxer azul y camiseta color gris.

También en el norte

Mientras que en Ocotal, el policía Carlos Aguilera de 21 años falleció a primera hora del domingo cuando la camioneta patrullera en la que viajaba se estrelló contra un poste de concreto del tendido eléctrico a orillas de la carretera Panamericana.

Otros dos agentes resultaron con lesiones, cuya condición de salud se desconoce. Un oficial de la Policía que acudió al lugar del accidente, supuso que la causa pudo haber sido una falla mecánica, es decir, una avería en el sistema de dirección.

Como resultado del accidente, la camioneta terminó encaramada en un paredón.

Los agentes cumplían labores de patrullaje, como parte de un plan de prevención de accidentes que la Policía de esa ciudad ejecuta los fines de semana, principalmente en horas de la noche.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus