•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En Nicaragua el grupo de mujeres que ni estudian ni están ocupadas en el mercado laboral es de un 43.5%, mientras que solo un 13% corresponde a los hombres, según el informe sobre La matriz de la desigualdad social en América Latina, publicado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal). 

En una medición realizada a personas entre 15 y 29 años de diferentes países de la región, solo Honduras supera a Nicaragua, puesto que el 44% de mujeres en ese país son ninis (ni estudian ni trabajan), en tanto solo el  10.4% son hombres. Según la Cepal, en todos los países de América las mujeres duplican la cantidad de hombres ninis. 

El informe de la Comisión revela que la infancia es el período en que se sientan las bases para el desarrollo futuro de las personas, sin embargo, la juventud es la etapa crítica en la que las desigualdades sociales pueden ensancharse o reducirse, pero sin la intervención de políticas públicas la desigualdad y la vulneración de derechos pueden consolidarse. 

La Cepal indica también que los jóvenes ninis generan preocupación no solo en América y el Caribe sino también en el mundo, y aunque en el imaginario social su rostro es masculino y se asocia con vagancia y delincuencia, los datos regionales demuestran que las mujeres son las más afectadas por esta situación.

Bolivia es el país con la menor cantidad de personas que ni estudian ni están ocupadas en el mercado laboral, con un 22% de mujeres ninis y un 4.7% de hombres, según el informe divulgado el pasado 31 de octubre. 

Más: Los nini, un ejército con problemas emocionales

Causas

La socióloga y docente universitaria Carina Gómez, expresa que normalmente el embarazo a temprana edad provoca el abandono de los estudios, y luego el distanciamiento laboral debido a que se debe cuidar del bebé. 

“Los hombres son más dados a trabajar por el contexto patriarcal. Siempre se ha sabido que este pensamiento provoca que los hombres trabajen en lo que sea, mientras que la mujer es un poco más pensada como ama de casa. Ese pensamiento está y es por ello que algunas mujeres se lo creen y lo hacen, se distancian de todo”, revela. 

El sicólogo William Quintana, de clínica La Esperanza, reveló que los ninis suelen tener problemas emocionales y de comportamiento. “La apatía es uno de esos problemas, ya que muestran desinterés hacia el futuro, no les importa nada”, advierte.

El informe titulado Trabajo decente y juventud en América Latina, políticas para la acción, divulgado en 2014 por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), mostraba que en Nicaragua aproximadamente 234,000 jóvenes entre 15 y 24 años ni estudian ni trabajan, eso significaba que entre 1.2 millones, el 19.5% eran ninis.

Los hombres son más dados a trabajar por el contexto patriarcal. Los hombres trabajan en lo que sea, mientras que la mujer es un poco más pensada como ama de casa". Carina Gómez, socióloga.

El perfil típico de los ninis según el Banco Mundial es que el 60% proviene de hogares pobres o vulnerables, y en Latinoamérica el 66% de estas personas lo representan las mujeres. 

Sin embargo, pese a que las mujeres son mayoría, los hombres son los que han contribuido al incremento del número de ninis en la región, pues a medida que ellas se incorporan al mercado laboral, a ellos les resulta más complicado obtener un trabajo, revela el Banco Mundial. 

"Planeo trabajar algún día, solo quiero descansar de tanto estudio"

RUTINA• Camila Robles*, de 23 años, es una joven proveniente de Matagalpa. En el 2011 llegó a Managua con la idea de estudiar Administración de Empresas en una universidad de la capital, pero estando en segundo año cambió de idea. Optó por estudiar turismo.  

Un año después de estar en la carrera de turismo, decidió abandonar sus estudios porque reprobó cuatro de las seis asignaturas que llevaba en el último semestre del 2013. Fue entonces “el momento propicio” según ella, para abandonar la universidad y volver a su departamento. 

“Yo decidí darme unos meses para reivindicarme, mi familia me apoyó porque supo que estaba pasando un proceso difícil con respecto a mis sentimientos”, dice Camila. Sin embargo, esos meses terminaron por convertirse en tres años libre. Aún no tiene idea de cuándo volverá a recomenzar la universidad o buscar trabajo.  

Su jornada diaria consiste en despertar a las 11:00 de la mañana, ayudar en algunos quehaceres del hogar, pero sobre todo, conectarse a Facebook, Snapchat, Instagram y WhatsApp. También opta por salir a fiestas la mayoría de los fines de semanas con sus amigas “y cada vez que se pueda”, añade con entusiasmo.

Lea: 640,000 mujeres ni trabajan ni estudian en Honduras

Ella actualmente vive con sus padres en Matagalpa, y relata que se ha sentido bastante cómoda en el tiempo que lleva descansando en su casa, “yo no soy nini porque planeo trabajar algún día, solo quería descansar de tanto estudio y pasarla bien este tiempo y considero que lo he logrado”, asegura la joven. 

*Seudónimo

43.5 por ciento de las mujeres entre 15 y 29 años de edad ni estudian ni trabajan.

13 por ciento de los varones de 15 a 29 años de edad, están fuera del sistema educativo y el mercado laboral.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus