•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El petróleo bajó el viernes y cerró una semana catastrófica en la que cayó día a día por las persistentes dudas sobre la oferta de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, (OPEP). El barril de WTI para entrega en diciembre cedió 59 centavos, y quedó en 44.07 dólares acumulando de esa forma su sexto cierre consecutivo en baja en el mercado de Nueva York.

Esto es el resultado de las repercusiones del fuerte aumento en las reservas de crudo en Estados Unidos, anunciado el pasado miércoles, las cuales volvieron a pesar en los operadores del mercado a la hora de sus negociaciones.

El mercado cayó pesadamente "por el mayor incremento semanal de los inventarios estadounidenses desde 1982", dijo Andy Lipow, de Lipow Oil Associates.

Los stocks estadounidenses venían en sostenida baja desde hace casi dos meses pero este miércoles el departamento de Energía sorprendió al anunciar que en la última semana, tuvieron un aumento de 15 millones de barriles.

De su lado, Tim Evans, analista de Citi, citó un estudio de la agencia de noticias Bloomberg que señala que la Opep aumentó su producción diaria en 170,000 barriles y llegó a un nivel sin precedentes de 34.02 millones de barriles diarios.

"El aumento de la producción acentúa la presión" para que el cartel pacte en noviembre una reducción de la oferta, dijo Evans.

Los países de la Opep acordaron a fines de setiembre en Argel discutir una reducción de la oferta y formalizar en noviembre un acuerdo.

Esa intención del cartel sostuvo los precios en octubre y estimuló al mercado. Pero en el correr de las semanas las expectativas se fueron mitigando por falta de avances concretos en las negociaciones y señales de que varios países están reticentes a producir menos si no les adjudican la cuota que pretenden.

Más: El petróleo no para de caer al mantenerse la sobreoferta

No obstante, los analistas creen que el próximo 30 de noviembre, en su reunión ministerial de Viena, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) no podrá alcanzar un acuerdo para reducir sus cuotas de producción.

Este viernes se expandió en el mercado la versión de que Arabia Saudita amenaza con aumentar su producción si Irán, socia en la OPEP pero rival regional, no se suma al compromiso de bombear menos crudo.

Esas supuestas amenazas saudíes son más desalentadoras porque Riad es "el principal defensor de reducir la producción", dijo Matt Smith, de ClipperData.

Los precios bajaron tras esa información sobre Arabia Saudita pero se recuperaron cuando el secretario general de la OPEP, Mohammed Barkindo, las desmintió.

Empero el crudo volvió a caer hasta cerrar en baja derribado por otro rumor. "Una fuente ajena a la Opep, dijo que todos los países productores, incluida Arabia Saudita, aumentarán su producción si no se alcanza un acuerdo" el 30 de noviembre, dijo Phil Flynn, de Price Futures Group.

Es el mayor incremento semanal de los inventarios estadounidenses desde 1982". Andy Lipow, De Lipow Oil Associates

Cartel optimista

Pese a todo al ambiente enrarecido, oficialmente,  la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) aseguró que sigue siendo optimista sobre la posibilidad de que sus miembros logren ponerse de acuerdo para limitar la oferta conjunta de crudo en 2017.

"Nosotros, en la OPEP, seguimos profundamente optimistas sobre la posibilidad de que el acuerdo de Argel será complementado con una acción precisa, decisiva, entre todos los productores", señala la organización en el comentario de introducción a su boletín mensual publicado este miércoles.

También: La OPEP formula un argumento a favor de su relevancia

En él alude al preacuerdo alcanzado a fines de septiembre en Argel por los catorce miembros de la organización para congelar el bombeo total del grupo en un nivel de entre 32.5 y 33 millones de barriles diarios (MBD) el próximo año.

Ese objetivo significaría retirar entre 0.4 y 0.9 mbd del mercado, según los datos de producción de septiembre publicados por la OPEP en su último informe.

El anuncio sobre ese pacto impulsó al alza a los "petroprecios" pero, tras una reunión técnica la semana pasada en Viena en la que los representantes de los productores no lograron un acuerdo concreto sobre cuánto reduciría cada uno, las cotizaciones han vuelto a la senda bajista.

"Los observadores de la industria (petrolífera) deberían recordar que no deberían juzgar o criticar demasiado rápido a la organización o a sus países miembros", advierte la OPEP en su comentario de este jueves, titulado "La necesidad de una acción decisiva, colectiva.

El "gran valor" de la OPEP se "encuentra en la voluntad constante de sus países miembros a mantener consultas, conferencias y acciones coordinadas si, y cuando, es necesario", concluye. 

Las negociaciones entre representantes de los socios de la OPEP y las de entre éstos y otros importantes productores ajenos a la organización (Rusia, Brasil, México o Kazajistán, entre otros) continuarán este mes.

Además: Nicaragua, tras su independencia energética

Esas deliberaciones deberían allanar el camino para que los ministros de la OPEP ratifiquen un acuerdo definitivo en su conferencia ministerial del 30 de noviembre en Viena, Austria y que a la acción se añadan otros exportadores de "oro negro" para lograr una recuperación sostenida de los precios del barril mediante una reducción importante de la oferta mundial de petróleo.

Previsiones

En julio de este año, el Banco Mundial, cambió sus previsiones sobre el precio del petróleo para este año, de un inicial precio de US$41 a US$43, que mantiene actualmente, esto debido a “interrupciones de la oferta y a una sólida demanda en el segundo trimestre”, indicó la institución en un comunicado.

No obstante, para el próximo año este mismo banco, estima que el precio del crudo para el 2017 será de US$55 dólares, a partir del análisis de la decisión de los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) de disponerse a limitar la producción tras un largo período de producción sin restricciones, algo que podría estar definido en la próxima reunión del cartel, el 30 de noviembre.

“Estimamos que el próximo año se producirá un sólido incremento en los precios de la energía, encabezados por el del petróleo”, dijo John Baffes, economista superior y autor principal del informe Commodities Markets Outlook. “No obstante, hay una incertidumbre considerable en torno a la previsión mientras se espera conocer los detalles y la aplicación del acuerdo de la OPEP que, de cumplirse, indudablemente repercutirá en los mercados del petróleo”.

También el Brent

El barril de petróleo Brent para entrega en enero, cerró ayer en el mercado de futuros de Londres en 45.58 dólares, un 1.66 % menos que al término de la sesión anterior.

El crudo del mar del Norte, de referencia en Europa, terminó la sesión en el International Exchange Futures con un retroceso de 0.77 dólares frente a la última negociación, cuando acabó en 46.35 dólares.

Desde la apertura del lunes hasta el cierre de ayer en el mercado de futuros del petróleo, el precio del barril de Brent ha caído 3.83 dólares, lo que supone una rebaja del 7.75 % del precio.

El retroceso de su precio a lo largo de toda la semana también viene influenciado por la falta de perspectiva para un acuerdo entre la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y otros grandes productores que limite las extracciones.

En este contexto, la compañía estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y la India firmaron hoy varios acuerdos de inversión por 1,448 millones de dólares en varias empresas mixtas para aumentar su producción de petróleo de unos 430,000 a 855,000 barriles diarios en poco más de un año. 

Venezuela recibirá de la india ONGC Videsh un crédito de 318 millones de dólares destinados a la mixta Indovenezolana, una empresa con capital de ambos países en el campo San Cristóbal, en la Faja del Orinoco, en el que la estatal PDVSA posee mayoría accionarial. 

44.07 dólares es el precio con que cerró el petróleo este viernes. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus