•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Chun Yung Chen es el nombre en chino de Jacky Chen, un ingeniero en electrónica de 38 años que hasta hace 17 meses trabajaba en una fábrica que produce equipos de alta tecnología en Taipéi, China Taiwán, de donde renunció para cumplir el sueño de su vida: recorrer el mundo en bicicleta.

Desde hace 3 años, Chen empezó a ahorrar dinero para su aventura y preparó a su familia en el uso de las redes sociales para comunicarse con ellos durante su larga ausencia. Su ambicioso plan es visitar más de 100 países y recorrer cuatro continentes: América, África, Europa y Asia en los 5 años que calcula durará su travesía.17 meses tiene Jacky Chen de haber salido de China Taiwán.

La idea de viajar por el mundo le vino un día que visitó China Continental, donde encontró un libro titulado “Ir o morir”, que habla sobre la aventura de un  ciclista japonés que recorrió el mundo y eso le inspiró a emularlo.  Entusiasmado, reunió todos sus ahorros y renunció de su trabajo, del que dice no estaba muy satisfecho.

Con el patrocinio de una fábrica de bicicletas de Taiwán que le facilitó su vehículo de dos ruedas y la solidaridad de amigos, emprendió su viaje al continente americano, volando hasta Alaska, desde donde ha pedaleado más de 10 mil kilómetros para llegar hasta tierras pinoleras, justo la mitad del camino por recorrer en este su primer continente a conquistar.

CONVERTIR SUEÑOS EN REALIDAD

El objetivo de este deseado pero difícil reto, Chen lo resume en pocas palabras: “Quiero, a través de esta aventura, incentivar  a los jóvenes para que puedan convertir sus sueños en realidad, no estoy diciendo que tienen que recorrer el mundo de esta manera, en bicicleta, sino buscar su propio sueño y hacerlo realidad cuando sean jóvenes”.

Desde el primer día de su viaje, al final de cada jornada, Chen va  anotando en un cuaderno todas las vivencias, anécdotas y detalles que le ocurren.

“Cuando termine mi viaje y regrese a mi casa en Taiwán, espero escribir un libro para compartir las experiencias que he tenido en este mundo con mis amigos, porque no todos tienen la oportunidad de conocer tantos lugares como yo”, dice.

ASALTADO DOS VECES

Chen dice que en su viaje por tierras americanas ha vivido  experiencias inolvidables, como cuando en Alaska, en el camino le salió un oso y se asustó un poco, primero por la sorpresa y después porque es un animal que no existe en Taiwán, pero por dicha aceleró el pedal.

En Vancouver, Canadá, a Chen le robaron su bicicleta, pero la policía la recuperó después que salió un reporte en la cadena CBC sobre su aventura y su bicicleta robada.

En Hermosillo, México, Chen se hizo famoso cuando le robaron su carrito de remolque, donde llevaba lo indispensable para su viaje. Allí le llovió la solidaridad después de que su caso fue publicado en los medios locales y difundido por las redes sociales. Las asociaciones de ciclistas y mucha gente querían conocerlo y tomarse fotos con él, incluso, muchos se le unieron en su recorrido por buen trecho del camino. Un amigo le regaló un carrito y después recuperó sus pertenencias. -Esa fue una experiencia extraordinaria”- recuerda Chen.

En su página de Facebook, todos los días Chen sube las fotos que va tomando de los lugares que visita, así como también de los amigos que va haciendo por donde va pasando.

Fascinado con el volcán Masaya

DECLARACIÓN • En su corta estancia en Nicaragua, Chen dice que le impresionó mucho el volcán Masaya, donde miró de cerca el lago de lava que hay en su cráter.

“En Taiwán hay muchos volcanes, pero nunca había visto en mi vida uno que tiene lava y tan cerca, es… ¡Impresionante¡”, declaró asombrado.

Este ciudadano dice que se puede conocer el mundo sin ser millonario.

Chen es de la idea que cualquier persona, con mínimos recursos, pero con entusiasmo, organización y un poco de solidaridad puede realizar sus sueños, ya sea viajar por el mundo o emprender misiones de cualquier índole.

“Yo no tengo mucho dinero, para este viaje he recibido apoyo de muchos amigos y paisanos por donde viajo, y puedo decir que no he gastado mucho porque en 17 meses, desde que inicié, hasta hoy, solo he gastado como 300 dólares”, sostiene.

Mientras Chen está en Nicaragua, un paisano suyo, el empresario Richard Chen, cubre su permanencia en el país de lagos y volcanes.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus