•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Dos mineros artesanales fallecieron el pasado miércoles mientras trabajaban a una profundidad de entre 20 y 30 metros en la comunidad Walakistán, en el departamento de Jinotega.

Las víctimas fueron identificadas como Calixto Josef Fajardo, de 55 años, originario de la comunidad Walakistán, y Marlos Urbina Moncada, de 35 años, originario de la comunidad Piú, según informó El 19 Digital.

  • Las zonas mineras del Caribe Norte son las que más han presentado víctimas por derrumbes.

El percance se produjo en horas de la mañana en el sitio conocido como Amaywás, ubicado a tres kilómetros al noroeste de la zona de Walakistán, en el río Coco, Jinotega.

Ervin Martínez, presidente del Gobierno Territorial Indígena (GTI) y miembro del Miskito Indiam Tabayka Kum (MTIK), entregó los cuerpos de las víctimas a sus respectivos familiares.

OTRO SUCESO

En mayo de 2014 se registró un hecho similar, cuando tres mineros artesanales, entre ellos una mujer, murieron aterrados tras el derrumbe de una mina en Bonanza, Región Autónoma del Caribe Norte (RACN), según informes oficiales.

El hecho ocurrió en el sector conocido como La Campana, a unos siete kilómetros del sector urbano del municipio de Bonanza; sin embargo, el rescate de los cuerpos duró más de tres horas.

Los hermanos Marvin Antonio y José Daniel Muñoz Dormus, de 21 y 25 años, respectivamente, al igual que Nury María López, de 18, cónyuge de uno de ellos, fueron las víctimas del derrumbe.

“Ellos estaban en una mina artesanal, iban haciendo un túnel y no iban ademando, estaban a unos tres metros de profundidad y no tomaron precauciones, fueron unas 10 toneladas de material lo que les cayó”, dijo en ese entonces el subcomandante Juan Cantillano, jefe del Cuerpo de Bomberos en ese municipio minero.

ATRAPADOS BAJO TIERRA

En agosto de ese mismo año, ocurrió una tragedia mayor. Cuando se dio el derrumbe en otra mina artesanal, dejando como resultado 20 personas atrapadas; el hecho ocurrió  de igual forma en el municipio de Bonanza.  El sector conocido como El Comal fue el escenario del incidente, un punto que es conocido por sus antecedentes de riesgo. En esa ocasión, fueron diversas las cuadrillas de instituciones gubernamentales que se desplegaron para socorrer a las personas.

EL ÚLTIMO DE ESTE AÑO

Bismarck Orozco Díaz, de 35 años, sufrió dos fracturas en la mandíbula y golpes en el resto del cuerpo al quedar atrapado dentro de la mina conocida como Minessota, ubicada en Rosita, RACN.  Este hecho ocurrió el pasado cinco de agosto y debido a las heridas tuvo que ser traslado para ser intervenido quirúrgicamente en el hospital Manolo Morales, en Managua.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus