•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ya pasado los 30 años, el profesor Reynaldo Maradiaga Osorio no tenía ni idea de lo que era una computadora… menos del concepto de educación digital.

“Cuando AFT (Aulas Fundación Telefónica) llega, nos comenzaron a capacitar en elementos básicos como tocar las teclas. Yo no sabía cuál era con la que se borraba, se daba Enter (ríe). Aunque debo admitir que todavía se me dificultan algunas cosas”, admite.

Maradiaga Osorio forma parte de AFT desde 2007, cuando recibió una capacitación en el Colegio Benjamín Zeledón de Managua sobre el uso y manejo del equipo.

El maestro se enamoró de las nuevas tecnologías y de conocer en detalle el uso de una computadora, pasó a descubrir el adictivo mundo del internet, hasta aprobar cursos en línea en los cuales intercambiaba conocimientos con otros docentes de Colombia, México, Perú y España. 

A la fecha, Maradiaga ha desarrollado 24 aplicaciones, algunas de las cuales están disponibles en el Google Play Store.

Maradiaga, quien tiene 24 años de impartir la asignatura de Lengua y Literatura, tanto en colegios y universidades, relata que poco a poco se fue afianzando en el tema y luego decidió adentrarse en la elaboración de herramientas tecnológicas.

“Es ahí el impacto más grande para mí, comencé a aprender cómo manejar las herramientas y en algunos casos elaborarlas. La idea es que nos apropiemos de ellas e incluso las apliquemos hasta fuera de los salones”, comenta.

¿Facebook para estudiar?

En ese sentido, dice que para la suspensión de clases por los sismos ocurridos en 2014 tuvo que avanzar con sus alumnos de secundaria mediante la red social Facebook. El profesor primero contactó a algunos de sus estudiantes y luego decidió crear un grupo para asignarles tareas de la materia de Lengua y Literatura. 

Esa experiencia motivó a Maradiaga a crear la página Aprendamos Lengua y Literatura en esa misma red social. Actualmente orienta tareas, material de apoyo para la clase e investigaciones, comparte tutoriales de YouTube y enlaces para que los estudiantes descarguen aplicaciones que aporten al aprendizaje.

“A mí me interesa la comunicación que se tiene en los espacios virtuales, donde los estudiantes también pueden enriquecer y aportar más conocimiento”, manifiesta.

“No importa la edad”

Olga Ocampo, quien tiene más de 25 años de ejercer como docente, dice que la experiencia ha sido muy buena y enriquecedora.

El uso de estas herramientas sirve para que el maestro sea innovador y pueda optar, crear y compartir en pro de la educación. Ese es mi concepto”. Olga Ocampo, docente.

Ocampo tampoco sabía utilizar una computadora. Dice que el profesor Ulises Hidalgo, de AFT, en el año 2012 fomentó en ella una cultura diferente sobre el aprovechamiento de las herramientas aplicadas a la enseñanza. 

“Lo primero que él dijo fue que hiciéramos nuestro propio correo electrónico y hoy sé utilizar otras herramientas como Drive, Dropbox, Facebook, entre otras. Recuerdo que nos motivaba y decía que no importa la edad para estos asuntos”, añade.

La maestra quien se graduó el año pasado en Pedagogía con mención en Administración, dice que cursaba la asignatura de Informática y no sabía nada del manejo de la computadora.

“Cuando comencé con los cursos pasé el módulo naranja, que es cuando uno no sabe nada; después el color verde, azul y al final el color lila, que en lo personal me gustó más porque interactuaba con maestros de otros países, siempre enfocado en el aprendizaje del uso de las computadoras y de herramientas digitales”, explica.

Entre las herramientas que ha dado uso es JClic, un espacio dedicado al aprendizaje donde los usuarios pueden interactuar y ha servido a la maestra para impartir sus clases.

“El programa de AFT es muy interesante y valioso para todos los docentes, ya que a través de esto nos hemos capacitado en información científica y tecnológica para que nosotros podamos crear herramientas de trabajo en el quehacer cotidiano de la educación”, refiere.

Según la docente, sus estudiantes de primaria en el Colegio Benjamín Zeledón nunca faltan los miércoles y viernes a la clase en el laboratorio TIC donde se hace valer desde videos tutoriales, sistemáticos en línea y clases utilizando JClic, Prezi, entre otros instrumentos.

La tecnología debe potenciarse

METAS • Catalina Chávez Icaza, experta en responsabilidad corporativa de Telefónica, comenta que los estudiantes del Siglo XXI merecen educadores del mismo nivel.

“Para la Educación del Siglo XXI, la tecnología debe potenciarse. En este sentido el proyecto de Aulas Fundación Telefónica ha venido a fortalecer las capacidades de educadores en cuanto a la apropiación e incorporación de la Tic e innovación. Esto es un proceso donde se espera que el educador aprenda y experimente”, añade Chávez.

En Nicaragua un total de 3,338 docentes han sido formados en nuevas tecnologías por Aulas Fundación Telefónica (AFT), entre 2009 y 2015.

24 aplicaciones educativas ha desarrollado el profesor Reynaldo Maradiaga, algunas se encuentran disponibles en Google Play Store.
    

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus