•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La autoevaluación fue lo que ayudó a Norma Helena Rodríguez, de 38 años, a detectar temprano el cáncer en la mama izquierda y a tratarlo con prontitud. Hoy agradece a Dios estar en la última fase de la enfermedad, como es el tratamiento de quimioterapia oral, ya pasó la quimio, cirugía y radioterapia.

Ella, al igual que muchos nicaragüenses, tuvo que viajar hasta Costa Rica a realizarse la radioterapia con acelerador lineal, un nuevo sistema para el tratamiento de personas con cáncer y se espera que para el próximo año Nicaragua cuente con esta última tecnología.

Ese moderno aparato se focaliza en la lesión del cáncer. “La diferencia con lo que tenemos ahorita que es la radiación, afecta partes sanas y malas, mientras que con este equipo se va específicamente al punto donde está el problema”, explicó recientemente la ministra de Salud, Sonia Castro. 

“El tratamiento en sí no duele, es como hacerse una radiografía o un ultrasonido, pero luego la parte de la piel, en mi caso la mama izquierda y la axila, queda enrojecida como quemada por el sol y la piel muda, es decir, que va cayendo pellejitos”, explicó la sobreviviente de cáncer.

PROCEDIMIENTO

“Yo estuve allá dos meses, me hicieron 25 sesiones. Los gastos de alimentación, hospedaje y transporte los cubre el INSS (Instituto Nicaragüense de Seguridad Social), el mío y el del acompañante, yo fui con mi mamá, que ha sido mi ángel”, relató Rodríguez, quien es médico de profesión. Clinica Siglo21 de Costa Rica

En Costa Rica, hay un albergue para las personas que se van a realizar tratamiento en la Clínica Siglo21 y es el INSS el que realiza la cita directamente.

“Allá hay unos albergue que están muy bien equipados, son casas estilo apartamentos, cada habitación tiene dos camas con clóset, son muy cómodos y además cuentan con personal para que preparen tu alimentación y el del acompañante, nos trataron muy bien”, aseguró Rodríguez.

Lo que el paciente asume es la visa y su pasaporte.

El procedimiento para llegar hasta la radioterapia con el acelerador lineal: el médico tratante, es decir el oncólogo de la clínica previsional, hace  la solicitud al INSS central, da el diagnóstico del porqué requiere el tratamiento con radioterapia, luego la Farmacia Simón Bolívar, adjudicada al INSS, es quien emite la aprobación y hace la cita con la clínica de Costa Rica.

También: Japón dona moderno aparato para combatir el cáncer

TIPO DE CÁNCER

El proceso puede tardar más de un mes debido a las múltiples solicitudes, según el personal del INSS.

“El acelerador lineal se ocupa para la mayoría de los cánceres: mama, próstata, cervicouterino, gastrointestinal, músculo-esquelético. Aproximadamente unos 3,500 pacientes por año se diagnostican en Nicaragua con cánceres que se pueden beneficiar”, explicó el doctor  Vladimir Altamirano Centeno, presidente de la Asociación Nicaragüense de Oncología (Anico).

La radioterapeuta oncóloga Anielka Velásquez señaló que el uso de este tipo de equipos permite “administrar altas dosis de radiación al tejido tumoral, manteniendo el volumen de tejido normal irradiado a altas dosis lo más reducido posible”.   

Además, refirió que debido a la integración de la radioterapia oncológica con otras especialidades como la cirugía oncológica y la oncología médica se ha logrado la preservación de órganos como la laringe, mama, vejiga, ano y evitar amputaciones en tumores de partes blandas, mejorando la calidad de vida de los pacientes.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus