•  |
  •  |
  • Edición Impresa

La feligresía católica deberá esperar que el papa Francisco acepte o no la renuncia del obispo de la Diócesis de León y Chinandega, monseñor Bosco Vivas Robelo, quien al cumplir 75 años, esta semana, presentó su dimisión, anunció ayer el nuncio apostólico, monseñor Fortunatus Nwachukwu, durante una actividad en la comunidad del Hato de la Virgen, jurisdicción de El Viejo.

“Lo que hizo su excelencia monseñor Bosco es cumplir con los requisitos del derecho canónico, que es recordar al Santo Padre que ya cumplió 75 años y será él quien decida si deja el cuidado pastoral de la diócesis”, declaró el nuncio, advirtiendo que el Papa tiene la libertad “de decidir en un día, en unos meses o en unos años”.

Nwachukwu pidió continuar acogiendo a Monseñor Vivas porque él seguirá siendo “como un padre para ustedes, por ahora el Santo Padre no ha dicho nada sobre la renuncia y hasta que no llegue la respuesta, él es el pastor para todos los efectos”. 

Las declaraciones del representante del Vaticano en Nicaragua fueron ofrecidas en una comunidad rural, situada a 46 kilómetros de Chinandega.

Se celebran los 150 años del peregrinaje de la Virgen del Hato, segunda imagen de veneración pública en Chinandega y que anualmente recorre más de 20 municipios de occidente y visita cerca de 3,000 hogares.

La misa de función desarrollada en la ermita del Hato fue acompañada por centenares de promesantes. A partir de hoy jueves inicia la romería de tres días a pie sobre la carretera hacia la ciudad de El viejo, donde la venerada imagen peregrina entrará el próximo 20 de noviembre.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus