•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Distintas organizaciones que trabajan en favor de la niñez y la adolescencia solicitaron ayer en Managua que se destine mayor presupuesto para el cumplimiento de los derechos de estos grupos de población.

La solicitud se hizo a través de la presentación del documento de Observación General 19  adoptado por el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, que a la vez plantea otras demandas.

Pedro Hurtado, coordinador del Programa de Gobernabilidad en los Derechos de la Niñez de Save the Children, percibe que Nicaragua ha avanzado paulatinamente en función de inversión para la niñez y la adolescencia. Según Hurtado, en materia de educación, el año pasado se invirtió el 4.3% del Producto Interno Bruto (PIB), de los cuales para el Ministerio de Educación se destinó el 3% del PIB. 

“Ahora para este año la inversión para educación aumentó al 4.4%, en salud pasa lo mismo. Vamos por buen camino, pero necesitamos darle mayor fuerza a la calidad de la inversión a la niñez y la adolescencia. Esto significa que debe ser equitativa: destinar una cantidad justa de acuerdo a las necesidades por zonas geográficas”, precisó.

Matthew Carlson, vocero del Movimiento Mundial por la Infancia (MMI), sostuvo que invertir en la niñez y la adolescencia no solo es una obligación legal, sino también un deber ético. “Al realizar e implementar presupuestos con enfoque de niñez, aseguramos el cumplimiento de sus derechos humanos y por tanto, propiciamos la equidad y el bienestar de la gente”, dijo 

“La inversión en la niñez ofrece la posibilidad de romper con el círculo de la pobreza y desigualdad. Se reducen los costos sociales, se esfuerzan las capacidades y habilidades productivas de las generaciones presentes y futuras”, agregó.

SUGERENCIAS

El documento de Observación General 19 recomienda a los gobiernos proporcionar información sobre el presupuesto, de manera que sea fácilmente comprensible, publicar registros de cómo se invierte el dinero y tomar en cuenta a niñas, niños y adolescentes en todo el proceso, que digan en qué invertir, y antes de invertir, consultarles la decisión.

A la vez piden que el presupuesto tenga un enfoque de equidad, tomando en cuenta a niñas y niños con necesidades especiales, de minorías, y a quienes están en situación de mayor vulnerabilidad.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus