•   Masaya  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El tradicional Torovenado El Malinche, que marca la última etapa de las fiestas patronales en honor a San Jerónimo en Masaya, se desarrolló este domingo con la participación de más de 500 representaciones.

Los participantes de la actividad comenzaron a congregarse desde temprano en las afueras de la casa de la familia Toribio, en el barrio indígena Monimbó, de donde iniciaron el recorrido a las 11:00 am.

Martha Cecilia Toribio Navarro, coordinadora del Torovenado El Malinche y promotora de la cultura en la ciudad, detalló que, según historiadores, las fiestas de San Jerónimo sustituyeron los cultos que nuestros antepasados practicaban en homenaje a sus dioses, específicamente al Dios Xochi-Pilli, considerado el señor de las danzas, la poesía y el amor.

“Los indios celebraban grandes bailongos con máscaras, comilonas, borracheras y toda clase de alegría entre los cuales estaba que los hombres se vestían de mujeres”, mencionó la coordinadora del torovenado El Malinche.

Cabe destacar que durante esta festividad, en las viviendas del barrio Monimbó se preparan alimentos y bebidas derivadas del maíz, como nacatamales, indio viejo, atol y la bebida tradicional, chicha, los cuales son repartidos entre los todos los torovenaderos.

Esta tradición se originó hace 125 años como promesa a San Jerónimo y como bastión de lucha y resistencia indígena ante la penetración cultural de los conquistadores.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus