•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Jeffry Álvarez es un joven de 19 años, originario de la comarca  Tapalwas, municipio de El Ayote, jurisdicción de la Región Autónoma del Caribe Sur (RACS), que durante dieciséis años estuvo sin su partida de nacimiento.

Sus padres nunca se preocuparon por inscribirlo. Fue hasta el año 2013 que lo hicieron porque quería entrar a la secundaria, ya que hasta ese momento le pidieron el documento. 

Álvarez cursó el primer año de secundaria en el municipio de El Ayote y ahora quiere tener un pasaporte para viajar a Costa Rica.

“En la montaña no necesitaba partida, yo así estudiaba, nunca me la pidieron (en la escuela de la montaña), en la secundaria sí la piden pero ahora tengo problemas. Andaba solicitando mi pasaporte, pero como miraron que mi partida está inscrita en el año 2013, me mandaron a Managua a Migración a una entrevista”, dijo Álvarez.

Bautismo de registrador

Jeferson Hernández, con una sola "f", fue inscrito así por primera vez a los 16 años. “Desde entonces existo”, dijo el joven que ahora tiene 22. 

Él es uno de tantas personas sin documento de nacimiento en Nicaragua, una práctica que ha disminuido significativamente en la última década en toda Latinoamérica, según el Fondo para la Infancia de las Naciones Unidas (Unicef).

De acuerdo con los datos del informe Registro de Nacimiento en América Latina y el Caribe: Cerrando la Brecha, publicado este año por Unicef, el 85% de los menores de 5 años de Nicaragua fue inscrito al nacer. Esto lo hace uno de los países latinoamericanos  que  ha alcanzado un alto índice de registros de nacimientos, a pesar de su bajo ingreso económico. La nación  está al mismo nivel que Paraguay, que dobla sus ingresos. Y supera a Venezuela, que tiene el 80% de infantes registrados, a pesar de su alto ingreso per cápita. Jeferson dijo que el hecho de no tener certificado de nacimiento hasta los 16 años fue un descuido de sus padres, los que ahora están separados. 

En realidad, fue su abuela la que estuvo a cargo de su vida en los primeros años. “No sé cómo hizo para inscribirme en primaria, tampoco cuando entré a secundaria”, manifestó el joven, quien agregó que algunos abogados le cobraban hasta 5,000 córdobas para sacarle una acta de nacimiento.

No es un lujo

Hay  consecuencias reales si los padres no registran  a sus hijos en los primeros años, afirmó Juana Delgado, especialista en tema de protección a la niñez, de la organización internacional Save The Children Nicaragua. 

“El primer derecho que se le viola a la niñez es el de tener una identidad”, expresó Delgado. “Si un niño o una niña no está inscrito, no existe”. 

Delgado destacó que el certificado de nacimiento es valioso no solo porque con eso los hijos tienen acceso a un control de salud, sino porque protege a la niñez de ser víctimas fácilmente de secuestro o trata de personas.   

Por otra parte, una persona adulta que desea ser atendida en el sistema de salud público, puede retrasar su consulta por mucho tiempo si no tiene un documento de identidad, dijo una enfermera que prefirió omitir su nombre.

Lea: “La participación del niño es el derecho más difícil de entender”

Disparidad en el campo 

Otro hallazgo del informe de Unicef fue que en el sector rural de Nicaragua los menores registrados al nacer descienden hasta el 63%, de acuerdo con las variaciones del índice de registro de nacimiento.  En el campo, el 37% de niños está son inscrito antes de los cinco años.

Nicaragua  tiene una de las mayores disparidades en la región sobre el registro de infantes en los primeros 5 años, en relación con la ciudad y el campo.  Se inscriben más niños menores de esa edad  en la zona urbana que en la rural.

Esta brecha hace que la tendencia para alcanzar el registro universal sea el peor de América Latina: Nicaragua solo hasta el 2080 podría lograrlo, advierte Unicef.

Avances en América Latina 

DATOS• Unos 3 millones de niños y niñas menores de cinco años en América Latina y el Caribe nunca fueron registrados al nacer. Unicef afirma que los niveles de registro de nacimiento han ido aumentando desde el año 2000, “cuando había 14 millones de niños menores de 5 años sin certificado de nacimiento”.    

En América Latina hay cincos países con el mayor número de niños menores de cinco años sin registrar al nacer. México es el primero, 800,000 niños no registrado tiene este país. 1 de cada 4 niños carece de registro. En Brasil se estima que 600,000 estén en la misma situación.  570,000 niños en Venezuela no tienen este documento. Bolivia registra 290,000 niños sin partida de nacimiento y por ultimo está Haití, con 250,000 menores de cinco años sin identificar al nacer, revela el informe de Unicef Registro de Nacimiento en América Latina y el Caribe: Cerrando la Brecha.

Te interesa: Unos 50 millones de niños viven lejos de su hogar y en riesgo, según Unicef

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus