•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El codirector del Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred), Guillermo González, dijo hoy que la tormenta tropical Otto, degradada a tormenta tropical, sigue representando una “grave” amenaza para el territorio nicaragüense y no descartó que en el transcurso del día se convierta de nuevo en huracán categoría 1.

“Los estragos que podría causar (Otto) son de considerable importancia” y el hecho de que ahora sea una tormenta tropical “no le quita el nivel de gravedad, eso queremos dejarlo bien claro”, precisó González.

Por su parte, el director general de meteorología del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), Marcio Baca, precisó en una conferencia de prensa que Otto está a 350 kilómetros de Bluefields, se mueve a 7 kilómetros por hora y presenta vientos de 110 kilómetros.

Baca explicó que la tormenta tropical pasaría a ser huracán una vez que sus vientos alcancen los 120 kilómetros.

“El viento irá aumentando al ir aproximándose (Otto) a las costas nicaragüenses”, advirtió Baca.

Se espera que Otto se acerque a la Costa Caribe Sur de Nicaragua esta noche y que toque tierra mañana jueves, al despuntar el día.

El impacto del fenómeno, precisó Baca, será al sur de Bluefields.

Te interesa: Calor en el Pacífico y lluvias en el Caribe, así será el día con Otto

“Este tipo de fenómenos no toca un punto, sino que (afecta) un área que puede llegar a proyectarse a 110, 140 kilómetros a ambos lados de ese punto al que hacemos referencia”, señaló Baca.

Otto estaría afectando de forma directa desde Laguna de Perlas hasta la desembocadura del río San Juan y causaría precipitaciones de 130 a 300 milímetros.

“Es una tormenta tropical porque simple y sencillamente al calcular la intensidad de los vientos dio 110 kilómetros por hora, que se considera la tormenta tropical, pero una diferencia entre 10 kilómetros, que es el huracán, en daños no cambia nada”, advirtió Baca.

Tanto el Sinapred como el Ineter aclararon que Nicaragua no debe bajar la guardia ante los embates que provocará el fenómeno climatológico, pese a que por ahora sea una tormenta tropical.

“Hay quie prepararse para un impacto de un huracán de categoría uno”, sentenció Baca.

Nicaragua mantiene la alerta roja para la Región Autónoma del Caribe Sur, Zelaya Central y Río San Juan, mientras que el resto del país está en alerta amarilla.

Las clases estarán suspendidas en todo el país entre jueves y sábado.

La trayectoria de Otto muestra que el fenómeno pasará del Mar Caribe hacia al oeste, atravesando el territorio nicaragüense hasta salir al Oceáno Pacífico, pero perderá su intensidad una vez que entre a tierra.

Los especialistas esperan que Otto aumernte sus vientos la tarde o noche y las olas podrían superar los 2 metros de alturas sobre la línea costera del Caribe.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus