•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

 Las selvas del sureste de Nicaragua redujeron el impacto del huracán Otto, que ingresó ayer al país con categoría 2 Saffir-Simpson y vientos de 175 kilómetros por hora, informó hoy una fuente oficial.

"La naturaleza nos ayudó a protegernos, por eso debemos cuidar los bosques, los árboles, porque en momentos como estos son los que amortiguan las velocidades de los vientos", dijo a periodistas el ecólogo de la comisión gubernamental que inspecciona los daños dejados por Otto, Kamilo Lara.



En sus informes preliminares, el Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred) no ha reportado víctimas ni afectaciones graves en Nicaragua a causa de Otto.

Hasta ahora, el Gobierno de Nicaragua ha calificado de "leves" los daños del ciclón, que se cuentan en 564 casas dañadas en San Juan de Nicaragua o Greytown, el punto donde impactó el huracán, además de 12, de las cuales 3 quedaron totalmente destruidas, en las paradisíacas islas de Corn Island, en el mar Caribe.

Lara atribuyó esto a que Otto impactó primero en la Reserva Natural Indio Maíz y luego se introdujo en las selvas de Río San Juan y Los Guatuzos, que evitaron mayores daños a las comunidades del sur de Nicaragua.



"Pudimos ver las afectaciones en Indio Maíz, hay afectaciones en algunos puntos bastante severas, inundadas, pero la naturaleza nos protegió", insistió Lara.

Las autoridades de Nicaragua han reiterado que los daños fueron menores a los esperados, ya que no hubo pérdidas humanas ni una situación catastrófica. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus