•   Carazo  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Once años han pasado desde que el baile del Güegüense fue declarado Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco). Por ello, ayer los diriambinos salieron a las calles para celebrar el nombramiento y el rescate de su cultura.

Desde entonces, los padrinos del baile Lucy Rapaccioli y José López Romero han trabajado por el rescate de esta tradición y cada año, grupos de bailarines salen a las calles de la ciudad para participar en las fiestas en honor a San Sebastián, patrono de Diriamba.

Rescate cultural

"Yo desde los siete años aprendí el lenguaje náhuatl y chorotega, además de los pasos del baile. Llevo 71 años bailando, ya la costumbre se había perdido, pero hemos logrado rescatarlo y hoy celebramos estos once años haciendo un recorrido en la calle principal de la ciudad", dijo López , conocido como el alguacil mayor.

Por su parte Luvy Rapaccioli,  agradeció el apoyo de los pobladores en el rescate de cultura y tradición del baile del también conocido como Macho Ratón.

El interés de Rapaccioli surgió como una promesa a San Sebastián tras vencer el cáncer de mama.

Lea además: Nicaragua lanza campaña turística “Orgullo de mi país”

"Le hago un llamado a la población católica diriambina para que apoye el grupo y busquemos la manera de conservar nuestra tradición", comentó.

El baile es integrado por 21 jóvenes entre ellos dos mujeres,  las cuales representan al personaje de la "Suchi Malinche".

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus