•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Algunas zonas de Estelí amanecieron con lluvia este viernes, en otras, como Masaya, estuvieron con sol, mientras que en el Caribe aún se realiza el recuento de los daños causados por el huracán Otto, que ya salió del territorio nacional.

La ciudad de Granada estuvo nublada y en relativa calma la mañana de este viernes y con un clima fresco.

Pese a que las distintas comunidades que se encuentran cerca del lago Cocibolca eran las que corrían el mayor riesgo, ninguna persona fue evacuada, tampoco hubo víctimas.

Boaco lució soleado y sereno, sin amenazas de lluvia recia, pues solo se sintió al amanecer una ligera llovizna. No obstante, los comités de prevención de desastres naturales pusieron a prueba su grado de organización y respuesta.

Los productores estelianos, en cambio,  con el  paso del huracán Otto  esperaban mayores niveles de precipitaciones porque eso contribuiría, según ellos,  a la recuperación de los cuerpos de agua,  ya que el período lluvioso de este año aunque ha sido relativamente mayor que el año pasado, no ha llenado sus expectativas.

El productor José Zeledón  explicó que en lugares como Miraflor, distante 38 kilómetros al noreste de Estelí, registraron ligeras lloviznas el miércoles, jueves y viernes.