•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Luis Viera tenía trece años cuando perdió accidentalmente su mano izquierda después de jugar con una fuerte cantidad de explosivos. Los juntó para hacer un cañón con el que jugaría a la guerra con sus amigos de vecindario. Esto pasó el 9 de diciembre de 1993.

“La mecha se quemó, me acerqué para saber por que no había explotado, fue cuando mi cuerpo recibió el impacto y perdí la mano”, dijo al recordar una tragedia que ocurrió por un exceso de confianza con los juegos pirotécnicos en su niñez. Viera es ingeniero agrónomo. Aprendió a manejar, a nadar, le gustan los deportes extremos y ahora que tiene familia asegura que no privará a sus hijos de pólvora, pero esos juegos “deben ser bajo la supervisión de adultos”, recalcó.

“Mi hijo usa pólvora china, pero le recomiendo tener cuidado en estos días que se usan los juegos pirotécnicos para alegrar las fiestas decembrinas.

Johaira y Lucía Mayorga son dueñas de uno de los tramos de venta de juegos pirotécnicos en la calle de la parte trasera de Casa Pellas. “Estos juegos no son como los que se manipulan en los talleres, contienen menos carga, pero igual el peligro es el mismo”, explicó Jahaira Mayorga, mejor conocida como la Chentilla.

“Yo vendo bastante pólvora. Aquí en Chinandega el negocio se mueve porque hay clientes que bajan de las comarcas donde se tiene mucha tradición de los cohetes y las bombas”, dijo la comerciante. Se calcula que en Chinandega se movilizan dos mil 500 gruesas de cohetes y juegos de luces para el novenario mariano. 

El comisionado Uriel Gutiérrez, vocero de la Policía Nacional, asegura que se autorizaron 34 permisos a nivel del departamento, 25 en el municipio de Chinandega, 3 en Chichigalpa, 2 en Corinto y dos en Somotillo.

“Evitar fumar en el área donde están ubicados los tramos. Trasladar cohetes y bombas en el transporte urbano colectivo, prohibir la venta de juegos a la niñez”, son parte de las recomendaciones a los comerciantes, dijo Gutiérrez.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus