•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Dos especialistas del Servicio Geológico Checo (SGC) en Praga, junto a expertos del Instituto de Geología y Geofísica (IGG-Cigeo), realizarán una serie de estudios para conocer la naturaleza de las fallas geológicas ubicadas al norte del volcán San Cristóbal, en Chinandega. 

El pasado 9 de junio, a las 9:25 p. m., se registró un terremoto de 6.3 en la escala de Richter cuyo epicentro fue ubicado a 7 km de Puerto Morazán. Según información divulgada en ese mes, el sismo ocurrió a lo largo de una falla geológica activa, sobre la cual el Gobierno dijo se realizarían más estudios. 

En esa misma falla, explicó Fernando Guarín, investigador docente del IGG-Cigeo, se concentrará uno de los ocho proyectos para los cuales se recibirá asistencia técnica de parte de República Checa. 

“Es importante conocer la geometría de las fallas del lugar, (esa) es una zona donde se encuentra un graben —conjunto de fallas en forma paralela—, está por decirlo, bajando de nivel y no se conoce muy bien cómo está diseñado. El objetivo es entender cómo está distribuido este graben para poder generar en un futuro información de base para todo lo que son los riesgos geológicos también”, refirió Guarín. 

En ese sentido, Petr Hradecky, especialista del SGC en esa zona, expresó que hay muchos fallamientos locales que se deben estudiar para poder entender los fenómenos y crear planes de gestión de riesgo más acertados. 

El 11 de agosto de este año se registraron seis sismos en Occidente y otro el pasado 14 de septiembre. Este último fue ubicado en las faldas del volcán El Hoyo, en La Paz Centro. 

Otros proyectos 

EL SGC también dará asistencia técnica a los geólogos del instituto de investigación de la UNAN-Managua para otros siete proyectos, entre los que destacan estudios detallados en el cañón de Somoto, en el complejo del volcán Momotombo y el volcán El Hoyo, las fallas Cofradía y del aeropuerto en Managua, la creación de una base de datos en el IGG-Cigeo y las características de las lagunas intracratéricas de Apoyo y Tiscapa. 

El geólogo checo Tomas Horoch explicó que dichos estudios son muy importantes para prevenir los riesgos que después pueden afectar a la población, principalmente aquellos ligados a las fallas tectónicas y los volcanes.

“Es importante que (los estudios) no se dejan en un archivo, sino que se incorporen a un sistema de ordenamiento territorial, gestión de riesgos y mitigación”, agregó Horoch.

Guarín señaló que todos estos esfuerzos sirven “para que los tomadores de decisiones tengan insumos con los cuales lleven a cabo sus programas”. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus