•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El cardenal de Nicaragua, Leopoldo Brenes, dijo ayer: "no solo hablemos de paz, sino seamos verdaderos constructores de paz (...) exhortamos a nuestras autoridades a evitar la confrontación, y a todas aquellas personas que, de una u otra forma manifiestan sus ideas, las hagan en un ambiente pacífico", esto con motivo de las tensiones previas a la visita del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, a Nicaragua y la instalación de la mesa de diálogo.

El cardenal recordó que "la misma Constitución permite las manifestaciones, sobre todo si tienen carácter pacífico".

Al ser abordado por El Nuevo Diario, después de una misa en Las Sierritas, Brenes informó que recibieron una invitación para el viernes a las 10:00 a.m. que fue remitida a todos los obispos de la conferencia, esto en el contexto de la visita de Almagro.

El martes, una delegación enviada por la OEA estuvo reuniéndose con opositores al gobernante Frente Sandinista, con el objetivo de conseguir insumos que permitieran a Almagro conocer la coyuntura nacional.

Se sabe que el máximo representante de la OEA no solo se reunirá con el Gobierno para tocar el tema de las elecciones nacionales de noviembre pasado, sino con otras agrupaciones y sectores incidentes de la vida nacional. Wendy Puerto, presidenta de la Unión Demócrata Cristiana aseguró, al ser consultada por El Nuevo Diario, que efectivamente este partido será recibido por el secretario de la OEA al final de la tarde, en un hotel capitalino.  “Por cuestiones de seguridad no puedo revelar el nombre del hotel, pero si nos han confirmado que nos reuniremos a las 5 p.m.”, dijo vía telefónica.

El vicepresidente de los Pueblos Indígenas del Centro Norte y Pacífico de Nicaragua, Marvin Urbina Orozco, afirmó también que serán recibidos por Almagro para abordar temas relacionados a los derechos de las comunidades, este viernes.

El Gobierno nacional hasta el cierre de esta edición tampoco había emitido algún tipo de información sobre la llegada del secretario de la OEA.

Cosep contra la violencia

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri también se refirió a los enfrentamientos del martes entre agentes de la Policía Nacional y campesinos de Nueva Guinea y El Tule que intentaban llegar a Managua para marchar contra el canal interoceánico, que dejó a varias personas heridas y detenidos.

“Hubo gente nuestra que iba ayer para el norte del país y después de siete horas regresaron a Managua porque no pudieron seguir adelante. Esto tiene un impacto, estamos afectando el comercio centroamericano porque los furgones no pueden pasar. Nuestro llamado es al diálogo. Que no haya violencia”, sostuvo Aguerri. 

El Cosep también espera que el acercamiento entre el Gobierno de Nicaragua y la OEA se traduzca en propuestas concretas que contribuyan al desarrollo del país. 

“Ojalá que este esfuerzo nos lleve a sentarnos en una mesa a todos los sectores que (actualmente) no están”, así como el diálogo económico ha tenido resultados positivos, el diálogo político también podría ser constructivo para Nicaragua, manifestó el representante del sector privado. 

Por su parte, Michael Healy, dirigente de Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic), expresó que se debería respetar el derecho a la libre movilización de personas en cualquier parte del territorio nacional.

Con colaboración de Rosmalia González,  Francisco Mendoza S. y Fátima Tórrez González.

Tensión previa a la visita de Almagro

MANIFESTANTES • Ayer, fuertes dispositivos policiales se extendían en las principales vías que conectan con Managua, desde Masatepe hasta el kilómetro 13 de la carretera Masaya-Managua, buses y camiones de barandas de maderas eran detenidos. En Matagalpa los puntos más controlados, incluso también por las fuerzas especiales, eran Sébaco, el empalme de San Francisco, Puertas Viejas en Darío, Muy Muy y Matiguás.

A 15 kilómetros del empalme de San Benito, se encontraba una decena de agentes antimotines. El Nuevo Diario intentó hablar con el oficial a cargo del grupo policial, pero dijo que no estaba autorizado para hablar. 

El martes a las 2:10 p.m. en el sector de Las Sardinas en el municipio de Nueva Guinea, “grupos vandálicos agredieron con piedras, garrotes, machetes y morteros a miembros de la Policía Nacional que realizaban labores de orden público, resultando seis policías lesionados”, dijo el comisionado general Francisco Díaz, subdirector de la Policía Nacional. El transporte público fue interrumpido.

Un segundo incidente ocurrió a las 5:30 de la tarde en municipio de San Miguelito, Río San Juan donde hubo obstrucción de acceso a la comunidad de El Tule.

“La Policía Nacional en cumplimiento de su misión constitucional está garantizando el orden público, la seguridad ciudadana, el normal desarrollo de las actividades económicas, comerciales, productivas, financieras, así como la libre circulación de personas y vehículos en el territorio nacional”, enfatizó Díaz.

Activistas de Nueva Guinea acusaron a la Policía Nacional de impedir el avance de una caravana de campesinos hacia Managua, para marchar en contra de la construcción del canal interoceánico; así como la excesiva presencia de retenes policiales en las principales vías de acceso a la capital los que provocaron severos embotellamientos.

Ante esta situación el cardenal Brenes expresó que “los policías y campesinos son nicaragüenses, tienen hijos, tienen mamás, tienen hermanos. Creo que toda estas situaciones no abona nada”.

Brenes exhortó a usar cauces civilizados para solucionar los problemas nacionales, y no valernos de la violencia para imponer nuestras ideas o imponer cierta disciplina. 

“No hay duda que la Policía tiene el deber constitucional de guardar el orden, pero también creo que la población tiene el derecho de expresarse. Ojalá todos podamos tener esa cultura de la no violencia. Y más bien se promueva la cultura del diálogo”, dijo el prelado. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus