•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Complejo Judicial Managua (CJM) reportó durante el año 2016 la impugnación de 26 testamentos por declaratoria de herederos, una situación que de acuerdo con especialistas consultados crea conflictos familiares que podrían provocar asesinatos y grandes enfrentamientos.

En el 2015, el CJM solo reportó la impugnación de cinco testamentos. Para  Indiana Gallardo, juez noveno de Audiencia de Managua, las impugnaciones se dan porque “muchas veces los testamentos están mal elaborados y son muy generales. Los padres no especifican qué parte del terreno o cualquier otra pertenencia le tocará a cada uno de sus hijos y eso crea conflictos familiares que muchas veces producen violencia”.

  • En la sociedad nicaragüense la herencia de mayor valor que los padres dan los hijos es la casa donde habitan. Crear un testamento ante un notario no costaría más del 1.5% del valor de la propiedad, de acuerdo con el Código de Aranceles Judiciales de Nicaragua en materia civil.

El abogado Alejandro Somarriba explica que hay dos tipos de testamentos: abierto y cerrado. En el primer caso la última voluntad de la persona puede conocerse y tiene como requisito llamar a  tres testigos para la suscripción del documento; en el segundo, la última voluntad de la persona solo se conocerá una vez que fallezca.Fachada principal del Complejo Judicial de Managua.

Germán Orozco, profesor de derecho civil de la Universidad Centroamericana, refiere que la realización de un testamento “es una acto jurídico muy formalista que requiere que en el documento se incluyan frases específicas que avalen su validez, frases que muchas veces la gente desconoce”.

Cuando los testamentos no son completos, “es ahí cuando se pueden producir las impugnaciones e incluso el registrador de oficio podría rechazar la inscripción del documento”, afirma Orozco.

NO HAY CULTURA

La juez Gallardo asegura que en Nicaragua no existe la cultura de hacer un testamento. Si existiese ese hábito disminuiría significativamente la cantidad de conflictos por herencias que se presentan en los juzgados.

La importancia de los testamentos es tal que de no realizarse “muchas veces las familias se fragmentan porque no hay consenso entre los herederos. Los hijos no se hablan con los padres cuando en vida ya conocen la última voluntad y terminan maltratándolos en venganza”, explica Gallardo.

Por su parte, Somarriba señala que “un testamento es fundamental para evitar confusiones que posteriormente pueden provocar hasta homicidios o parricidios”.

El doctor Germán Orozco considera que en el país no existe esta costumbre porque “nunca pensamos en la muerte, es como si creyéramos que somos eternos. Por otro lado, la gente cree que haciendo un testamento después será despojada de sus bienes y eso es un pensamiento errado”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus