•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El uso desmedido de las bolsas plásticas en Nicaragua afecta principalmente a las fuentes hídricas de la capital, debido a que en invierno las correntadas de agua las arrastran hasta las lagunas de Tiscapa, Asososca y Nejapa, según algunos ambientalistas.

Nejapa es una de las más afectadas, su caudal se ha reducido, no solo por el aumento de la temperatura, sino también porque se formó un delta debido a los sedimentos y la basura, explica Kamilo Lara, presidente del Foro Nacional de Reciclaje (Fonare).

Luis Moreno, subdirector del Centro para la Investigación en Recursos Acuáticos de Nicaragua (CIRA), comenta que "las bolsas plásticas no son biodegradables, por la composición química con las cuales están hechas se vuelven altamente tóxicas cuando pasan muchos años bajo el agua. Pero no solo las bolsas, sino todo aquello que sea de plástico".El cauce del Dorado, en Managua, lucía lleno de basura esta semana y el plástico se destacaba en los desperdicios.

Según Moreno esto se debe a que el plástico se fractura formando miles de micropartículas. "Estas micropartículas son ingeridas por los organismos filtradores. Si uno ve el problema del plástico a nivel mundial, el destino final del plástico normalmente es el mar, son las fuentes hídricas. Hay hasta islas de plásticos", revela.

 

Lea además: Universitarios reforestan la Laguna de Nejapa

El ambientalista Kamilo Lara recomienda bajar al mínimo el uso de las bolsas de plástico. "Para lograr esto hay que generalizar el uso de las bolsas biodegradables, las cuales se disuelven 100% en la naturaleza", sostiene.

SIN REGULACIÓNDelta de sedimentos en la Laguna de Nejapa.

Con la entrada en los últimos días de normativas que restringen el uso de bolsas plásticas en Argentina, Puerto Rico y Colombia, Latinoamérica avanza en la lucha contra este material "altamente contaminante" y "que puede tardar unos 100 años en desintegrarse".

Sin embargo, no existe ninguna legislación sobre el tema en Nicaragua, Costa Rica, El Salvador, Honduras, República Dominicana, Panamá y Perú.

En el 2014 se presentó en la Asamblea Nacional de Nicaragua un infructuoso Proyecto de Ley. "Hasta el día de hoy no se ha aprobado, incluso ni el número de ley tiene", sostiene David Narváez Blanco, presidente de la Red Nicaragüense de Emprendedores del Reciclaje (Rednica).

Te interesa: Desechos sólidos se duplicarán en 2025

Narváez Blanco señala que "el Proyecto de la Ley Especial sobre los Residuos Sólidos Peligrosos y no Peligrosos, ya tiene más de dos años de estar engavetado. Para nosotros es importante este tema, y creo que los legisladores deben de ponerle un poco más de mente".

De acuerdo con una fuente cercana a la Asamblea Nacional, "si este Proyecto de Ley ya se hubiera aprobado en su totalidad, habría una correcta regulación de los residuos en forma sanitaria y ambiental".

De momento, asegura la fuente, no se sabe cuándo se pondrá en agenda para su discusión en el plenario. Pero, sin dar mayor detalle, aseguró que será durante este año.

Según David Narváez Blanco, presidente de Rednica, debe haber una mayor responsabilidad tanto de los gobiernos municipales, como el Gobierno central y todas las autoridades.

"Solo en Managua a diario se están produciendo 1,600 toneladas de basura. De esa cantidad, casi el 60% es plástico. Bolsas de gavacha, bolsa trasparente, bolsa de agua, bolsa de supermercado", puntualiza.

CORN ISLAND, EL EJEMPLO

La caribeña isla nicaragüense Little Corn Island se convirtió en febrero de 2015 en la primera comunidad del país que prohíbe el uso de bolsas plásticas con fines comerciales, gracias a una resolución comunal aprobada por el gobierno local.

La iniciativa del Gobierno Comunal de Little Corn Island, buscaba frenar la contaminación en los humedales, fuentes de agua, playas y mar. Hasta hoy lo ha logrado.

De acuerdo con datos del Centro de Trámite de las Exportaciones (Cetrex), entre enero y octubre del año pasado, Nicaragua gastó US$2.31 millones en importación de recipientes plásticos, con un volumen de 1.74 millones de kilogramos.

Mientras que durante todo el 2016 exportó en productos plásticos US$8.7 millones, con un volumen de 7.9 millones de kilogramos. En cuanto a los desechos plásticos el país obtuvo US$9.9 millones en exportación, según el Cetrex.

OTROS EJEMPLOS

La más reciente iniciativa de este tipo se dio en Buenos Aires, que desde el 1 de enero prohibió entregar bolsas de plástico desechables en los supermercados. "La ciudad estaba gastando 500 millones de bolsas por año, es una barbaridad, si uno las pusiera una al lado de otra darían siete veces la vuelta al mundo", explicó Eduardo Macchiavelli, ministro de Ambiente y Espacio Público de la capital argentina,

En Puerto Rico, donde entre 2012 y 2015 se importaron aproximadamente 1,700 millones de bolsas plásticas, el pasado viernes 30 de diciembre entró en vigor una ley que prohíbe a los establecimientos comerciales la entrega de bolsas de plástico desechables.

También el 30 de diciembre entró a regir en Colombia la prohibición de la circulación de bolsas de 30 centímetros o de menor tamaño.

El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Luis Gilberto Murillo Urrutia, explicó que el objetivo es hacer un uso racional y responsable de las bolsas e incentivar otras opciones de empaque.

Estos pasos se dan después de que en México los establecimientos comerciales tuvieron que sustituir las bolsas de plástico no biodegradable por otros materiales biodegradables debido a la modificación del artículo 141 de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, promulgada en 2013.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus