•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Daniel Ortega fue juramentado ayer en la Plaza de la Revolución para un nuevo período presidencial de cinco años, y tras la imposición de la banda presidencial y recibir la bendición de parte del cardenal emérito Miguel Obando, promulgó un discurso de una hora y 20 minutos en el que prometió seguir ratificando una unidad nacional con todos los sectores del país.

“Ratificamos el compromiso de seguir trabajando en unidad con todas las fuerzas económicas, sociales y políticas de nuestro país. A seguir trabajando en unidad por el bienestar de nuestro pueblo, a seguir fortaleciendo esta gran alianza”, aseguró Ortega.

El gobernante resaltó la alianza tripartita entre el ejecutivo, sindicatos y empresa privada. Calificó la estabilidad como uno de los pilares de su administración.

Asimismo, el presidente Ortega afirmó que durante este nuevo período continuará con los programas sociales como hambre cero, usura cero, plan techo, así como otorgar créditos, viviendas y animales.

Lea: Investidura de Daniel Ortega, minuto a minuto

Añadió que bajo su mandato se han entregado títulos de propiedad en un área de 37,000 kilómetros cuadrados en el Caribe de Nicaragua, en zonas donde “no existe el concepto de propiedad privada, lo que hay es propiedad comunal”.

El mandatario nicaragüense se refirió al apagón nacional que ocurrió el lunes pasado por los fuertes vientos y destacó que desde el año 2007, cuando volvió al poder, se superaron los cortes de energía que sufría Nicaragua durante el período de Enrique Bolaños.

Galería: Cinco presidentes en investidura

Recordó al fallecido presidente de Venezuela, Hugo Chávez  y afirmó que fue quien respaldó a su Gobierno para garantizar un búnker, con lo cual en Nicaragua se superaron los apagones.

Se opone a armamento nuclear

El presidente Ortega lanzó duras críticas a los países que poseen y desarrollan bombas atómicas al afirmar que son un obstáculo al desarrollo y una amenaza de destrucción para el planeta. “Lo ideal sería que esos países desmantelen el armamento atómico”, dijo.

Se pronunció sobre los Acuerdos de París en materia de medioambiente que fueron suscritos durante la convención del clima en París realizada en el año 2015 y reconoció que “fueron un paso muy importante, pero desgraciadamente los países que tiene la fuerza para determinar el cumplimiento de esos objetivos no asumieron el compromiso.  Esperamos que avancemos en esa batalla para salvar nuestro planeta”.

Murillo: "Las mujeres hemos avanzado"

Después de realizar su juramentación como nueva vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Murillo, tomó el micrófono por disposición del presidente Daniel Ortega para dirigirse y agradecer a las mujeres y la juventud por el respaldo recibido.

“Las mujeres no están para tener un esparadrapo, de tal manera que ordeno a la compañera Rosario (Murillo) dirija unas palabras”, dijo Ortega. Seguidamente Murillo tomó la palabra. 

"Quiero decirle a las mujeres que aquí vamos, vamos juntas... hemos avanzado, hemos crecido y tenemos el futuro por delante para crearlo juntas. Vamos prosperando poco a poco, paso a paso, caminando para derrotar la pobreza”, expresó Murillo en la Plaza de la Revolución. 

La vicepresidenta juró cumplir con las funciones de su cargo "encomendándome a Dios".

Política de igualdad

El Gobierno de Daniel Ortega ha impulsado una ley que indica que en las elecciones a cargos públicos las listas de postulantes deben estar integradas por mujeres y hombres en partes iguales. 

Galería: La toma de posesión en imágenes

En la elección de la nueva junta directiva de la Asamblea Nacional, realizada el pasado lunes, cinco de los sietes cargos directivos fueron otorgados a mujeres, tras una votación unánime entre los diputados. 

Gustavo Porras, fue nombrado presidente del Parlamento, pero las tres vicepresidencias fueron para las diputadas Martiza Espinales y Gladdy Báez del FSLN y María Haydée Osuna del PLC.

La diputada Gloria Raquel Dixon fue electa como primera secretaria de la junta directiva , mientras que la segunda y tercera secretaría fueron para  Wilfredo Navarro y Alejandro Mejía Ferreti, respectivamente.

Acto cultural abrió toma de posesión

El presidente Ortega se sentó de espalda a La Casa de los Pueblos, de frente al Palacio Nacional con la antigua catedral a su izquierda y con el mausoleo de Carlos Fonseca a su derecha.

La directiva en pleno de la Asamblea Nacional estuvo en el costado izquierdo del estrado.

Ortega llegó minutos después de las 5 de la tarde junto a  Rosario Murillo, quien también asumió la vicepresidencia de la República.

Llegaron acompañados por el presidente de Venezuela Nicolás Maduro, los mandatarios de Honduras y El Salvador, Orlando Hernández y Salvador Sánchez Cerén respectivamente. También subió con ellos la presidenta de Taiwán Tsai Ing-Wen y el presidente de Bolivia Evo Morales. El presidente del Parlamento Gustavo Porras colocó la banda presidencial.

En el estrado estuvo el vicepresidente de Cuba. 

Antes del Himno Nacional se presentaron bailes folclóricos, entre ellos el güegüense y a las 5 con 50 minutos inició la ceremonia oficial. 

Gustavo Porras, presidente de la AN pidió a la primera secretaria de la junta directiva del parlamento, Raquel Dixon, que comprobará el quorum de la directiva del Poder Legislativo y así lo hizo. 

Luego Porras tomó la promesa a Rosario Murillo, no sin antes haberse entonado el Himmo Nacional.

"Con el poder de Dios y encomendandome a Dios, lo prometo", dijo Murillo.

Segundos después Dixon leyó el acta que oficializa a Murillo como vicepresidenta.

Entonces Porras procedió a juramentar a Ortega: "Ante Dios, ante la patria, ante el pueblo y la familia, jura..." y Ortega respondió: "sí, así lo juro".

Porras colocó la banda presidencial a Ortega entre aplausos, por intervalos de segundos hubo un silencio roto por los emotivos  temas intrumentalizados y vocalizados por los integrantes de la Camerata Bach.

También funcionó una pantalla gigante de TV la cual estuvo a la izquierda de los asistentes y Ramón Rodriguez, director del Teatro Nacional dirigió a la Camerata Bach que amenizó desde la 3: 30 de la tarde iniciando con temas de la Misa Campesina.

A las 5 de la tarde Otto de la Rocha se unió para interpretar uno de sus temas más conocidos, pero sin la tridicional guitarra.

Los invitados internacionales estuvieron sentados en las primeras filas de asientos instalados en la plaza, donde también estuvo Jose Adan Aguerri, presidente del Cosep y Roberto Sansón, quien preside a Amcham.

En el costado izquierdo de la tarima principal se acomodo parte del cuerpo diplomático acreditado en el país. Estuvo ahi la embajadora de los Estados Unidos Laura F. Dogu y la embajadora de Alemania Ute König.

Tambien estuvo Vladimir Kolokoltsev, ministro del interior de la Federación de Rusia y monseñor Kalanga, enviado especial del papa Francisco a esta ceremonia.