•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Hace un año la madre de una adolescente de 14 años, originaria del municipio de El Realejo denunció ante la Policía departamental de Chinandega a un hombre  que compartió en varios celulares una foto en la que aparece sin ropa. Ninguna persona ha sido detenida hasta la fecha. Igual suerte han corrido decenas de jóvenes de Corinto.

La magistrada de la CSJ, Juana Méndez Pérez, en una visita al municipio de Corinto para abordar este tema, explicó que “la rufianería, la prostitución o la propalación, son delitos que conducen a la violencia en cualquiera de sus formas”.

El caso particular del puerto “tiene particularidades porque convergen personas de otras culturas, costumbres y nacionalidades”.

Sin embargo, “las mismas mujeres comparten con sus novios estos materiales y más adelante puede traducirse en su propio perjuicio”, dijo  la alta funcionaria, quien informó sobre la realización de una serie de conversatorios entre la población y las autoridades, particularmente a las 9,569 mujeres de Corinto, con el fin de profundizar sobre este delito contemplado en la Ley Integral contra la Violencia hacia las Mujeres o Ley 779.

POLICÍA INTERVIENE

El comisionado mayor Pablo Mendoza, segundo jefe de la Policía de Chinandega, expresó que en ocasiones las jóvenes envían fotografías o videos a petición de amigos o novios, pero estas imágenes luego aparecen en las redes sociales.

En tanto, el especialista en comunicación digital, Didrik Flores, considera que este tipo de casos deben denunciarse. “Hay que vencer el miedo. Esto es una práctica y un comportamiento que se está agudizando y es una expresión de violencia”, dijo.

Flores alentó a las víctimas  a buscar ayuda. “Hay mecanismos con los que se puede demostrar quién subió una foto o un video, aun con navegadores anónimos, en cualquier caso la Policía Nacional tiene peritos informáticos que pueden perseguir el delito”.

TIC FACILITA ABUSOS

Paulo Sassarao, representante adjunto del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) en Nicaragua, sostiene que aunque las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC) no hayan creado delitos que impliquen el abuso sexual y la explotación sexual de los niños, estas han incrementado la magnitud y el potencial de algunos delitos antiguos ya conocidos.

“Las TIC han facilitado la creación y distribución de imágenes de abusos sexuales infantiles y han abierto nuevas y sustanciales oportunidades para que los agresores sexuales tengan acceso a los niños y jóvenes y tomen contacto con ellos en línea”, dijo el representante.

De hecho, los casos de abusos a niños y adolescentes mostrados en internet se han vuelto frecuentes en todo el mundo, especialmente en los países de bajos y medianos ingresos por el acceso exponencial a las redes sociales.

Por otra parte, el representante adjunto de Unicef considera que “el entorno facilitador de abusos sexuales, captación y manipulación psicológica no (solo) es el hecho de publicar información, sino la interacción en línea, así como asumir diferentes tipos de comportamientos de riesgo en internet”.

Actualmente un número importante de adolescentes carga en la red imágenes personales con desnudos o actos explícitos, en respuesta a una manipulación psicológica en línea con fines sexuales, que consiste en animar a la persona menor de edad a publicar este tipo de datos, y luego extorsionar o amenazar con exponer esas imágenes, con el fin de coaccionar a los adolescentes de ambos sexos a seguir publicando fotos cada vez más explícitas.

Sassarao, apunta que los riesgos trascienden los límites de edad, la localización geográfica y las fronteras más claramente delineadas del mundo real.

CONSECUENCIAS

Los niños que aparecen en imágenes de abusos o los que son captados con fines de explotación sexual pueden experimentar sentimientos de vergüenza y culpabilidad. Es por eso que Sassarao aclara que las víctimas de delitos cometidos en internet no revelan sus experiencias hasta que no se descubren las fotografías o imágenes, lo cual suele ocurrir la mayoría de las veces durante el curso de una investigación por parte de organismos policiales.

Sassarao menciona que incluso algunos niños que han sufrido abusos sexuales perciben a las personas con las que han mantenido una relación en línea como su novio o su novia y dependen emocionalmente de ellas.

Se estima que el número de imágenes de abusos sexuales infantiles en internet asciende a millones y el número de niños filmados o fotografiados se cuenta probablemente en decenas de miles.

SOLUCIONES

Prohibir a niños y adolescentes el acceso a internet no es la manera idónea para contrarrestar los delitos en la red, de hecho sería interferir en el cumplimiento de los derechos humanos de ellos.

Sassarao recomienda acompañar a los niños y adolescentes en el uso de tecnología, internet, computadoras y celulares y a medida que tienen más edad, negociar espacios de autonomía en en otros ámbitos de su vida.

“Hay que explicar  a los chavalos porqué es importante la privacidad, los riesgos relacionados de compartir información y porqué hay que ser responsable de todo lo que se envía, que solo deben dar el número de celular a quienes conozcan realmente”, sostuvo.

A juicio del funcionario de Unicef, también es necesario establecer normas en cuánto al tiempo y lugar para usar la red, el gasto mensual y servicios, además de revisar las descargas que se realizan o acordar si pueden o no descargar ciertas aplicaciones. 

Ley 779 condena

El delito de propalación está contenido en el artículo 195 de la Ley 779, Ley Integral contra la Violencia hacia las Mujeres y establece que “quien hallándose legítimamente en posesión de una comunicación de documentos o grabaciones de carácter privado, los haga públicos sin la debida autorización, aunque le hayan sido dirigidos, será penado de 70 a 180 días multa”.

El artículo agrega que “si las grabaciones, imágenes, comunicaciones o documentos hechos públicos, son de contenido sexual o erótico, aunque hayan sido obtenidos con el consentimiento, la pena será de dos a cuatro años de prisión. Cuando se trate de documentos divulgados por internet, el juez competente a petición del Ministerio Público o quien esté ejerciendo la acción penal, ordenará el retiro inmediato de los documentos divulgados”.

Los expone en internet e intentan matarla

En los juzgados de Managua están siendo acusados de tentativa de homicidios Richard McKearin Elizondo, Jorge Luis Chavarría y José Francisco Vargas. Estos dos últimos tenían una relación, sin embargo, la novia de Vargas colgó en las redes sociales fotografías íntimas de ellos dos. Se presume que debido a eso planearon asesinarla.

Los tres son acusados por la Fiscalía de disparar varias veces contra la casa de la novia de Vargas.

De acuerdo con las pruebas ofrecidas por la Fiscalía este miércoles, dos testigos, entre ellos la víctima, Mery Membreño, reconocen a Richard McKearin como la persona que disparó cinco veces frente a su casa el pasado 29 de enero con intenciones de matarla.

En la audiencia inicial, la Fiscalía también ofreció como pruebas para demostrar en juicio la culpabilidad de los acusados, tres fotografías con contenido erótico donde aparecen Jorge Luis Chavarría y José Francisco Vargas. Los tres enfrentarán el juicio en libertad.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus