•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El buen desempeño profesional depende en gran medida de la capacidad con la que cuenta una persona para expresarse bien de forma oral, pero también escrita, y estas habilidades son consideradas al momento
de otorgar una plaza laboral, concluyen varios expertos.

En los últimos días algunos reportes diagnósticos de universidades son alarmantes. Al menos ocho de cada diez estudiantes llegan a las universidades con deficiencias en redacción, ortografía, cohesión y coherencia a la hora de escribir, por eso las casas de estudios tanto públicas como privadas han optado por aplicar pruebas y abrir cursos de nivelación en el primer semestre o cuatrimestre de clases.

Estos datos verifican el Tercer Estudio Regional Comparativo y Evaluativo (Terce) Nicaragua ocupa el puesto número 13 en los resultados de la prueba de Español, de 15 países que fueron evaluados.

Karla Parrales, presidenta de la Asociación de Ejecutivos de Recursos Humanos (Aerhnic), explica que la buena redacción es clave en las empresas “porque representa la base fundamental de la comunicación institucional en un mundo laboral donde a diario se envían y reciben informes y correos”.

Te interesa: Mayoría de estudiantes llega a la universidad escribiendo mal

“La redacción ayuda a desarrollar el pensamiento y organizar ideas. Si un profesional no cuida su escritura seguramente va a tener inconvenientes con sus compañeros. Si tiene personal a cargo y no expresa coherentemente las ideas, sus subordinados no le van entender y eso provoca atrasos”, comenta Parrales.

La lectura también es factor determinante. Alex Bonilla, especialista en temas de educación del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (Ieepp), asegura que en el ámbito del desempeño laboral no tener una comprensión lectora conlleva varias limitaciones, entre ellas la expresión oral.

“Está comprobado, quien no tiene hábito de lectura se le dificulta concatenar ideas y quien lo escucha no va a comprender lo que quiere decir”, afirma Bonilla.

Además, una persona con poca lectura es probable que presente problemas de comunicación, aspecto que en un trabajo es necesario para crear un ambiente de estabilidad, sostiene el experto.

De interés: Estudiantes no dominan bien el español

Bonilla afirma que un capital humano mejor educado tiene más oportunidad de escalar internamente dentro de una empresa.

Parrales, de la Asociación de Ejecutivos de Recursos Humanos, concuerda con Bonilla en ese aspecto y agrega que si un profesional escribe mal va causar una mala impresión ante la persona que lo contrata, “se puede interpretar como que no está bien calificado y podría perder buenas oportunidades. Es un factor que se toma en cuenta a la hora de un ascenso”.

CAUSAS

Josefina Vijil, del Centro de Investigación y Acción Educativa Social (Ciases), atribuye las debilidades que presentan los estudiantes universitarios en cuanto a escritura y comprensión lectora, al sistema educativo nicaragüense “que provoca que los estudiantes no aprendan a leer comprensivamente ni a expresar sus ideas adecuadamente ni de manera oral, ni escrita”.

También: “La comprensión es uno de los problemas más serios con los que se tropieza”

“La prioridad del currículo debería ser enseñarles a leer y escribir adecuadamente, la enseñanza no debería estar dispersa en contenidos irrelevantes, sino que se debería centrar en las habilidades fundamentales para aprender y tener éxito en el mundo actual que exige hacer una buena búsqueda y uso de la información y tener un pensamiento lógico”, refiere Vijil.

CALIDAD DE LA EDUCACIÓN

El estudio de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) "La Calidad de la Educación en Nicaragua", constata que “la mayoría de los estudiantes mostró un dominio básico o restringido de los contenidos incluidos en las pruebas y que los estudiantes del área rural obtienen incluso resultados más bajos” que los urbanos.

Por otra parte, los estudiantes con alto hábito de lectura pueden alcanzar hasta 28 puntos más en las pruebas de lectura con respecto a sus compañeros con bajo hábito de lectura. También se identificó que “el uso recreativo del computador y el trabajo infantil se relacionan negativamente con el desempeño, lo que podría deberse a que estas actividades reducen el tiempo efectivo dedicado a los estudios”.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus