•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Lo que prometía ser una noche de sano entretenimiento fue el inicio del fin  para el futbolista  Erick Reyes Flores, de 37 años, quien la tarde del viernes se rindió ante la muerte después de dos meses de agonía.

La tarde del domingo 18 de enero del año en curso, Erick Reyes, en compañía de su esposa y el único varón de sus seis hijos, se dirigió al campo deportivo que está frente al Complejo Deportivo “Concepción Palacios”, sin imaginarse que  Reyes jugaría  su último partido de futbol.

Se desarrollaba el primer tiempo del partido cuando intentó anotar un gol, pero el portero del equipo contrario, para evitar que le perforaran  las redes, saltó golpeando con la rodilla la frente del infortunado futbolista.

En la misma acción, Reyes cayó sobre la grama y el portero cayó sobre su cabeza dejándolo inconsciente y manando abundante de nariz y oído, relata su pareja Sandra Delgadillo.

“Yo estaba allí (en el campo deportivo) y miré que se trató de algo accidental”, asegura Delgadillo, madre de los hijos menores de Reyes, quien se ganaba la vida como agente repartidor en una farmacia.

No volvió hablar

Desde esa noche en que Erick Reyes fue  trasladado de emergencia a un hospital público, no  volvió a recuperar el habla y  las veces que dio señales de vida únicamente lo hizo abriendo los ojos y moviendo las manos, recuerda su madre, Mercedes Flores.

“Los médicos siempre nos dijeron que debíamos tener paciencia para que se recuperara, pero en la última semana nos informaron que su estado de salud se estaba empeorando”, señaló la apesarada madre.

El precario estado clínico de Reyes empeoró después que su organismo rechazó unas válvulas para ayudar a la circulación sanguínea en la región craneal, explicó la madre del deportista.

Segunda tragedia familiar

El deceso de Erick Reyes Flores  se produce solo seis meses después que su hermana materna, Zaida González Flores, fue acuchillada mortalmente  en una calle de Madrid, España, recuerda doña Mercedes Flores. 

La sexagenaria, a quienes solo le sobreviven dos de sus cuatro hijos, señaló con pesar que con la muerte de Erick Reyes ocho de sus 15 nietos han quedado en la orfandad, porque a su hija asesinada en España le sobreviven dos hijos.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus