•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Tres casos de femicidio reportaron las autoridades en las últimas tres semanas. El más reciente ocurrió el pasado domingo en Jinotega, los demás se registraron en Somoto y Bilwi.

En lo que va del año se reportan 14 asesinatos de mujeres, una situación alarmante a criterio de organismos defensores de mujeres, porque en el mismo período durante el año pasado, se contabilizaban cinco.

De estas 14 mujeres que murieron debido a la violencia machista, cuatro habían denunciado agresiones ante la Policía Nacional, reporta la organización Católicas por el Derecho a Decidir.

“Nosotras creemos que efectivamente se han incrementado los femicidios, pero no solo los femicidios, sino los actos de violencia y la forma en que se mata a estas mujeres. Hay una crueldad, hay saña, hay maneras de matar a las mujeres con actos de crueldad. Degolladas, macheteadas, esta situación que llena de morbo a la sociedad y a los medios de comunicación son graves y dantescos”, consideró Mirna Blandón, activista del Movimiento Feminista de Nicaragua.

Lea más: Alistan campaña contra violencia machista

A su criterio, “es grave porque  solo nos preocupamos por un caso numérico y no por analizar porqué mataron a las mujeres, qué responsabilidad tiene el Estado, pero también la sociedad para detener estos actos de violencia y estos femicidios”.

El pasado domingo en Jinotega, María de los Ángeles Altamirano Herrera, asesinada a machetazos por su esposo, Benito Filemón Gutiérrez, regresaba a su casa después de haber estado en misa, cuando sucedió el crimen.

Juana del Rosario Herrera Altamirano, de 22 años, es la hija mayor de la víctima. Ella dijo que después que finalizó la misa, se quedó en la iglesia en una reunión y luego le avisaron que Gutiérrez había macheteado a su mamá, por lo que salieron corriendo y gritando hacia su casa.

“Ellos tenían 24 años de convivir y procrearon 6 hijos, pero hace aproximadamente un año comenzaron a tener problemas por celos con un primo de él (de Benito Filemón), pero nunca la había agredido físicamente”, señala la joven a la Policía.

Castigo

De acuerdo con Magaly Quintana, activista de Católicas por el Derecho a Decidir, “este año hay un cambio de tendencia en los femicidios, porque son las parejas y las exparejas en mayor medida quienes están matando a las mujeres”.

Según datos de esta organización, de los 14 casos reportados hasta ahora, hay 6 femicidas prófugos, 7 han sido detenidos y solo uno ya ha sido declarado culpable.

“Es una cuestión también de que estos crímenes no queden en la impunidad”, enfatiza Quintana, quien reporta que el año pasado la cantidad de femicidas prófugos fue de 26 hombres, de los 49 femicidios reportados.

Visibilizar la problemática

Los medios de comunicación también cumplen un papel decisivo en la visibilización de esta problemática, “han jugado un papel muy importante en visibilizar esta tragedia en la sociedad. Si los periodistas no hubieran hecho este trabajo que ha sido sistemático, los femicidios en este país estarían casi en la total invisibilización”, apunta Quintana.

Blandón coincide en este punto, destacando que los medios de comunicación tienen un papel de sensibilización y de prevención de la violencia. “Es necesario el análisis de la problemática, y que se señale la responsabilidad por parte del Estado, de la familia, de la comunidad y la Iglesia de rechazar la violencia”.