•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La inusual precipitación de granizo en el Norte y Centro del país puede deberse a la entrada de la época lluviosa, informó ayer la vicepresidenta de la República, Rosario Murillo. 

Según medios oficiales, los habitantes de Jinotega, Estelí y Boaco reportaron la caída de trozos de hielo en los municipios, el martes por la tarde, acompañado de fuertes lluvias y vientos que afectaron la infraestructura de algunas casas de las zonas. 

Mario Baca, director de meteorología del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter), explicó a medios afines al Gobierno que el fenómeno se formó por la entrada de viento cálido y húmedo desde el Caribe, que convergió con los vientos del Pacífico en las zonas montañosas.

Lea: Casas sin techo y cortes de energía por lluvias y fuertes vientos

La concentración de vientos formó nubes de tipo cumulonimbus, que se caracterizan por ser verticales y por cristalizar las gotas de agua, mismas que se precipitaron al no soportar su propio peso, de acuerdo con el Ineter. Dichos vientos todavía se desplazan sobre el territorio nicaragüense, por lo que permanece la posibilidad de que se repita una caída repentina de granizo o incluso la presencia de tornados a nivel nacional, advirtió Baca.

Los daños

En Jinotega se reportó la caída de una casa de taquezal y una familia evacuada por las lluvias.  

Mientras que en Boaco se dañaron casi un centenar de vivendas, la mayoría sufrió anegaciones y unas 25 casas resultaron con los techos desprendidos por los fuertes vientos.

Vientos huracanados sorprendieron a  primeras horas de la noche del martes a los habitantes del barrio Villa Esperanza de Estelí, al desprender  el techo de una de las viviendas del sector.  Al momento del percance la familia no se encontraba en el lugar y los vecinos se dispusieron a salvaguardar los bienes de la familia para que la humedad provocada por una llovizna  acompañada con descargas eléctricas no destruyera sus bienes.

En este departamento, los bomberos unificados acordonaron el área para evitar que personas que circulan a pie o en vehículos por el lugar hicieran contacto con un cable de energía eléctrica que se cayó debido a los fuertes vientos. 

Más: ¿Por qué cayó granizo en Jinotega en pleno verano?

En Granada, la tarde del martes se presentó una tormenta eléctrica, acompañada de una ligera brisa, la situación afectó a varias viviendas, que quedaron sin energía durante tres horas. 

Varios apagones se registraron durante la noche, los cuales afectaron los electrodomésticos, debido a que el fluido eléctrico era inconstante, la interrupción repetida dañó televisores, refrigeradoras, abanicos, entre otros artículos del hogar.

Medios oficiales informaron ayer que en el departamento de Nueva Segovia se registraron lluvias, vientos y un tornado que afectaron unas 75 viviendas. 

En el recuento preliminar de daños en la comunidad Jumuyca, del municipio El Jícaro, se reportan  17 viviendas afectadas y tres aulas de la escuela de primaria Sagrado Corazón de María, donde estudian 88 menores.

“Las clases se han parado para evitar accidentes en los niños. Mientras se reacondicionan las aulas vamos a brindar clases en dos turnos, a partir del viernes”, informó Gloria Landero, docente del centro educativo. 

Autoridades de la comunidad también indicaron que las plantaciones pueden resultar afectadas por las caídas de los árboles, producto del tornado. Para estas fechas, en 2011 se reportó un fenómeno similar en esta misma comunidad. El director de meteorología del Ineter, Mario Baca, indicó que en Nueva Segovia las precipitaciones superaron los 100 milímetros este martes. 

Hasta el momento, en ninguna de las ciudades afectadas se reportan víctimas fatales por estos fenómenos meteorológicos. Las autoridades municipales ya se encuentran gestionando la restauración de las viviendas en estas zonas, apuntan medios afines al Gobierno.

La entrada del invierno 

La vicepresidenta también destacó que este fenómeno se puede repetir, según informes del Ineter.

“Son lluvias características del inicio del período lluvioso o previas al inicio del período lluvioso, que se calcula pueede estar abriéndose ya el invierno en la segunda mitad del mes de mayo”, añadió Murillo. 

Por el momento, los pronósticos del Ineter indican que en las regiones Centro y Caribe del país se registrarán lluvias dispersas y aisladas, y el cielo se mantendrá nublado. Mientras que en el Pacífico, el ambiente caluroso persistirá y las temperaturas podrán ascender a 38 grados, en la zona occidental.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus